Las repercusiones de un vacío del Qì del bazo 脾气虚的反响 Pí qì xū de fǎn xiǎng

Eduard Genís Sol, mayo del 2021.

Tanto las irregularidades dietéticas -materializadas en una alimentación inadecuada en cuanto a cantidad y a composición; y, sobre todo, a partir de un consumo excesivo de alimentos y de bebidas fríos, bien de temperatura, bien de naturaleza-, como el exceso de pensamiento (un excesivo uso de la mente), la falta de cuidados en la infancia, una insuficiencia constitucional, la falta de ejercicio físico, una diarrea recurrente o una falta de tratamiento adecuado pueden conducir a un vacío del del bazo (脾气虚, Pí qì xū), patrón que, alternativamente, también se conoce como vacío del bazo (脾虚, Pí xū), o como insuficiencia del del centro (中气不足, Zhōng qì bù zú). Asimismo, también hay otros factores que inciden en la generación de este patrón, como el exceso de trabajo, la edad, las enfermedades crónicas y los fármacos de naturaleza fría como, por ejemplo, los antibióticos. Todos estos factores dañan las funciones de transformación y transporte del bazo (脾运化, Pí yùn huà), con el resultado de un vacío del de esta víscera.

Teniendo en cuenta que el del bazo representa la fuerza motriz de las funciones de esta víscera, si flojea, ello repercute en un deterioro del transporte y la transformación (运化失职, Yùn huà shī zhí) y/o en una pérdida de control sobre la sangre (脾不统血, Pí bù tǒng xuè); así como en un deterioro de su gobierno de las carnes (músculos) y de las extremidades (脾不主肌肉四肢, zhǔ jī ròu sì zhī) y, eventualmente, del ascenso de lo puro (脾不主升清, zhǔ shēng qīng).

En un vacío del del bazo (脾气虚, Pí qì xū) podemos encontrar los siguientes signos: fatiga y falta de fuerza (疲倦乏力, Pí juàn fá lì), especialmente tras las comidas, posibles manos y pies fríos (手足清冷, Shǒu zú qīng lěng), distensión abdominal (腹胀, Fù zhàng) y borborigmos (肠鸣, Cháng míng) tras las comidas, falta de fuerza en las extremidades (四肢无力, Sì zhī wú lì), una tendencia hacia las deposiciones deshechas  (便溏, Biàn táng) o diarrea (腹泻, Fù xiè), con posibles restos de alimentos no digeridos (heces lientéricas), aunque también es posible que haya estreñimiento (便秘, Biàn bì). También podemos observar un mareo vertiginoso (头晕, Tóu yūn) al incorporarse de una posición sentada, equimosis fácil (容易瘀伤, Róng yì yū shāng), un posible dolor abdominal agudo (急性腹痛, Jí xìng fù tòng), una posible atracción intensa hacia el sabor dulce (对甜味的强烈吸引, Duì tián wèi de qiáng liè xī yǐn), una posible falta de apetito (食欲不振, Shí yù bù zhèn) con pérdida de peso, hipotensión ortostática (体位性低血压, Tǐ wèi xìng dī xuè yā) y un posible historial clínico de uso y/o abuso de antibióticos (抗生, Kàng shēng); y todo ello acompañado de una lengua hinchada (舌肿, Shé zhǒng) con marcas dentales en los bordes (舌边齿印, Shé biān chǐ yìn) y un pulso filiforme (细脉, Xì mài) y/o sin fuerza (无力脉, Wú lì mài), o bien débil (弱脉, Ruò mài). Además, la persona puede tener tendencias obsesivas (痴迷, Chī mí).

¿Qué complicaciones pueden surgir a partir de un vacío del del bazo?

1ª) El es el responsable de la digestión de los alimentos. Un vacío del del bazo (脾虚, Pí xū) puede generar un estancamiento del -no hay suficiente para autopropulsarlo-, con lo cual el se estanca. Si eso sucede, no podrá llevar a cabo adecuadamente el proceso digestivo, y se puede generar una retención de alimentos (食滞,  Shí zhì).

2ª) El es el responsable de activar la sangre (气活血, huó xuè). Si el se estanca por falta de autopropulsión a causa de un vacío de , la sangre no podrá ser activada. Si la sangre no circula adecuadamente, se puede producir una estasis de sangre (血瘀, Xuè ).

3ª) Un vacío del bazo puede generar humedad y derivar en un patrón de vacío del bazo con carga de humedad (脾虚湿困, Pí xū shī kùn). Además, a largo plazo, esta humedad puede acabar condensando en forma de mucosidades (痰, Tán).

Tanto la retención de alimentos, como la estasis de sangre, como la humedad, como las mucosidades pueden estancar el libre fluir del . Si esto sucede, teniendo en cuenta la naturaleza yáng -y por lo tanto caliente- del , se genera calor (热, ).

4ª) Una de las funciones del bazo es el ascenso del yáng puro (脾主升清, Pí zhǔ shēng qīng) y la contención de los órganos internos. Una de las posibles consecuencias de un vacío extremo del del bazo es el hundimiento del Qì del bazo (脾气下陷, Pí qì xià xián), que supone que éste pierda su capacidad de contener los órganos internos en su ubicación natural, con lo cual pueden producirse prolapsos.

5ª) Otra de las funciones del bazo es la de controlar la sangre (脾统血, Pí tǒng xuè), es decir, la de contener la sangre dentro de los vasos; de manera que otra de las posibles consecuencias de un vacío del del bazo es que el bazo no pueda controlar la sangre (脾不统血, Pí bù tǒng xuè), a partir de lo cual se producen hemorragias.

 6ª) Hay dos vísceras (脏, Zàng) que reciben directamente el del bazo. Una de ellas es el pulmón; de manera que un vacío del del bazo puede originar directamente un vacío deldel pulmón (肺气虚, Fèi qì ), y manifestarse en forma de falta de solidez del defensivo (卫气不固, Wèi qì bù gù). Sabemos que el pulmón controla el exterior a través del defensivo, y la debilidad de éste facilita enormemente la entrada de los perversos externos (外邪, Wài Xié).

7ª) La segunda víscera que recibe directamente el del bazo es el corazón. El del corazón no tan sólo activa esta víscera, sino que también es la base fisiológica del espíritu del corazón (心神, Xīn shén), ya que éste no es más que una acumulación del del corazón; de manera que un vacío del del bazo puede originar una apagada del espíritu (神昏, Shén hūn), y ésta será más o menos intensa en función del grado del vacío del . Es notorio que a una persona cansada o exhausta le falta espíritu, especialmente en su acepción de vitalidad.

8ª) Un vacío del del bazo puede generar un vacío general de la sangre y, específicamente, un vacío de la sangre del corazón (心血虚, Xīn xuè xū). De hecho, existe un patrón mixto llamado vacío simultáneo del bazo y del corazón (心脾两虚, Xīn pí liǎng xū) que cubre esta realidad, y que comporta un vacío del del bazo y de la sangre del corazón. Por el hecho de que el espíritu (神, Shén) reside en la sangre del corazón, un vacío de ésta dejará al espíritu sin anclaje y, con ello, se agitará.9ª) La existencia de un vacío del o del yáng del bazo no comporta necesariamente un vacío simultáneo del o del yáng del estómago. De hecho, un excesivo consumo de alimentos fríos (de naturaleza y/o de temperatura) y/o crudos puede generar un patrón de frío-humedad gravando el bazo (寒湿困脾, Hán shī kùn pí) pero, simultáneamente, también uno de calor en el estómago (胃热, Wèi rè), que se volverá hiperactivo para lidiar con el exceso de alimentos indigestos que ha recibido. Paralelamente, el vacío del del bazo puede generar una retención de alimentos, que estanca el y acaba produciendo calor. De esta manera, podemos encontrarnos ante un bazo frío y húmedo y un estómago caliente y seco; y éste es un patrón corriente en nuestros días y tiene un nombre: estómago fuerte y bazo débil (胃强脾弱, Wèi qiáng pí ruò).

9ª) La existencia de un vacío del o del yáng del bazo no comporta necesariamente un vacío simultáneo del o del yáng del estómago. De hecho, un excesivo consumo de alimentos fríos (de naturaleza y/o de temperatura) y/o crudos puede generar un patrón de frío-humedad gravando el bazo (寒湿困脾, Hán shī kùn pí) pero, simultáneamente, también uno de calor en el estómago (胃热, Wèi rè), que se volverá hiperactivo para lidiar con el exceso de alimentos indigestos que ha recibido. Paralelamente, el vacío del del bazo puede generar una retención de alimentos, que estanca el y acaba produciendo calor. De esta manera, podemos encontrarnos ante un bazo frío y húmedo y un estómago caliente y seco; y éste es un patrón corriente en nuestros días y tiene un nombre: estómago fuerte y bazo débil (胃强脾弱, Wèi qiáng pí ruò).

Esta entrada fue publicada en Mecanismos patológicos. Guarda el enlace permanente.