Carrito  

Sin producto

Transporte 0,00 €
Total 0,00 €

Newsletter

Latest Posts

view all

Las venas varicosas 曲张静脉 Qū zhāng jìng mài

0 Comment
2020-12-02 15:58:59
 

Las venas varicosas

曲张静脉 

Qū zhāng jìng mài

 


Eduard Genís Sol, diciembre del 2020

 


Se trata de venas superficiales dilatadas, retorcidas y dolorosas, con un diámetro superior a los 4 mm y, según la biomedicina, derivadas de un mal funcionamiento de las válvulas. Presentan un color morado oscuro o azul y parecen cordones fibrosos, o bien son muy retorcidas y abultadas. Pueden aparecer en cualquier ubicación entre la región inguinal y el tobillo, y comportan dolor y pesadez de las piernas y una leve hinchazón de los tobillos.

 

En términos biomédicos, su etiología es desconocida. Se sabe, no obstante, que los cambios hormonales que aparecen en la pubertad o durante la menopausia están relacionados con su aparición. Asimismo, las terapias con estrógenos, progesterona y el uso de anticonceptivos orales pueden inducir a su manifestación, así como a la de “arañas vasculares”. Otros ‘momentos’ de riesgo los definen tanto el embarazo -dado que se generan altos niveles de progesterona- como la obesidad, la vejez y el hecho de permanecer largas horas de pie. En cualquier caso, afectan más a las mujeres que a los hombres en una proporción de 60%-40%, respectivamente; y, por lo que hace referencia al tratamiento biomédico, éste se concreta en escleroterapia, electrodesecación, endoláser, técnica de cierre, ligadura quirúrgica y flebectomía ambulatoria. No hay tratamiento por vía interna, todo es cirugía y derivados.

 

En términos de medicina china, el concepto de “venas varicosas” se corresponde con “venas prominentes verde-azuladas en las extremidades inferiores (下肢青筋突起, Xià zhī qīng jīn tú qǐ)”, “dolor en las extremidades inferiores (下肢疼痛, Xià zhī téng tòng)”, o “pesadez de las piernas (肢重, Zhī zhòng)”. Si las varices han ulcerado, las venas varicosas corresponden a los conceptos chinos de “ulceración (溃烂, Kuì làn)” o de “llagas ulcerosas (溃疡, Kuì yáng)”. De hecho, se trata de dos estadios diferentes de la enfermedad, siendo la ulceración el más complicado de tratar de los dos. En cuanto a las causas de las varices, éstas incluyen deficiencias del Cielo anterior (先天, Xiān tiān), desórdenes en el crecimiento y decrecimiento del yīn y del yáng relacionados con el ciclo menstrual y la reproducción, la vejez, la obesidad y el permanecer de pie durante largos periodos de tiempo.

 

Los mecanismos de generación de las varices que no han llegado a ulcerarse suelen definirse, en la vida real, a partir de un vacío del Qì (气虚, Qì xū) que combina con una acumulación de humedad (湿积, Shī jī) y con una estasis de sangre (血瘀, Xuè yū).

 

El bazo es la víscera de la transformación y de la generación del Qì y de la sangre (脾为化生气血之脏,  Pí wèi huà shēng qí xuè zhī zàng). Si el bazo está dañado y no se genera suficiente Qì, ello acaba propiciando un estancamiento del Qì (气滞, Qì zhì) por falta de propulsión. Teniendo en cuenta que la sangre no se mueve sola y que, para hacerlo, precisa del impulso del Qì, si éste está estancado y no puede activarla, se acaba produciendo una estasis de sangre (血瘀, Xuè yū). Por otra parte, un bazo dañado no tan sólo no puede generar suficiente Qì, sino que, además, tampoco puede transformar ni transportar los fluidos de forma adecuada; y, si no lo hace, se produce humedad (湿, Shī). Ésta es densa, pesada y con tendencia descendente, con lo cual se esparce por la piernas bien en forma de frío-humedad (寒湿, Hán shī) bien en forma de humedad-calor (湿热, Shī rè). Y todavía hay otro factor que complica las cosas: el bazo gobierna las carnes (脾主肌肉, Pí zhǔ jī ròu), las cuatro extremidades (脾主四肢, Pí zhǔ sì zhī) y el ascenso de lo puro (脾主升清, Pí zhǔ shēng qīng). Y el gobierno del ascenso de lo puro por parte del bazo posee diversas connotaciones: entre ellas, que mediante esta función, el Qì del bazo mantiene los órganos internos y otras formas orgánicas en sus posiciones naturales. Entre estas formas se cuentan los vasos sanguíneos (血脉, Xuè mài); y si el Qì del bazo está débil, no puede ejercer este gobierno y los vasos tienden a desubicarse de sus posiciones naturales.


Por último, si la situación se cronifica, cualquier estancamiento, cualquier acumulación interna puede acabar transformándose en calor (化热, Huà rè); y éste, a su vez, en un calor tóxico (毒热, Dú rè) que acaba produciendo una ulceración (溃烂, Kuì làn) de la zona afectada.

 

¿Por qué permanecer de pie durante largas horas aumenta la propensión de generar venas varicosas? Porque conduce a la pérdida de la desinhibición que precisan los canales y los colaterales para su buen funcionamiento, y esta pérdida acaba acarreando un estancamiento del Qì con estasis de sangre (气滞血瘀, Qì zhì xuè yū).

 

Si contemplamos de forma individual los diferentes patrones que pueden definirse, estos son:


- Vacío y agotamiento del Qì (气虚亏, Qì xū kuī).

- Acumulación de frío-humedad (寒湿积, Hán shī jī).

- Humedad-calor que se vierte hacia abajo (湿热下注, Shī rè xià zhù).

- Obstrucción por estasis de sangre (血瘀痹阻, Xuè yū bì zǔ).

 

 

Vacío y agotamiento del Qì

气虚亏 Qì xū kuī

 

Venas prominentes e hinchadas en las piernas; con hinchazón, dolor, distensión y debilidad de las mismas. La persona presenta cansancio, una voz débil, una complexión pálida, falta de apetito, una lengua pálida e hinchada, con marcas dentales y una saburra blanca, y un pulso débil y sin fuerza. Además, sus piernas empeoran con la actividad y mejoran con el descanso.

Los métodos de tratamiento (治法, Zhì fǎ) adecuados son fortalecer el bazo y beneficiar el Qì (健脾益气, Jiàn pí yì qì), y activar la sangre, liberar los colaterales y aliviar el dolor (活血通络止痛, Huó xuè tōng luò zhǐ tòng). Una modificación de la decocción para suplementar el centro y beneficiar el Qì (补中益气汤, Bǔ zhōng yì qì tāng) puede ser útil.



Acumulación de frío-humedad

寒湿积  Hán shī jī

 

Venas prominentes e hinchadas en las piernas acompañadas de una evidente hinchazón de las mismas y sensación de pesadez en ellas por parte del paciente. Además, puede haber una percepción local de entumecimiento, un dolor frío y dificultades para caminar; y todos estos signos empeoran con el frío y/o con la humedad ambiental. También pueden haber micciones profusas de orina clara, heces deshechas, una lengua pálida, hinchada y con la saburra grasosa y blanca, y un pulso rugoso y frenado. Cabe decir que este patrón raramente se presenta sólo, y suele acompañar a un vacío del Qì    (气虚, Qì xū) con estasis de sangre (血瘀, Xuè yū). Los métodos de tratamiento (治法, Zhì fǎ) adecuados son secar la humedad y disipar el frío (燥湿散寒, Zào shī sàn hán) y rectificar el Qì y liberar los colaterales (理气通络, Lǐ qì tōng luò). Para ello, se puede utilizar una modificación del polvo del canto del gallo (鸡鸣散, Jī míng sǎn).

 


Humedad-calor que se vierte hacia abajo

湿热下注  Shī rè xià zhù

 

En este caso, las venas prominentes en las piernas se acompañan de enrojecimiento, hinchazón, quemazón y dolor; y puede que, a causa del ingrediente ‘calor’, se hayan ulcerado o estén cerca de hacerlo. Además el paciente puede manifestar efusión de calor, un sabor amargo en la boca, pesadez de las piernas, micciones escasas y oscuras, heces amarillentas y hediondas con quemazón en el ano tras defecar, una lengua roja con la saburra amarilla y limosa y un pulso resbaladizo y rápido. Los métodos de tratamiento (治法, Zhì fǎ) aplicables son clarificar el calor, desinhibir la humedad y liberar los colaterales (清热利湿通络, Qīng rè lì shī tōng luò); y, en caso de ulceración, también resolver la toxicidad y favorecer la regeneración de los tejidos (解毒生肉, Jiě dú shēng ròu). Para ello, podemos modificar la decocción de dioscórea para transformar la toxicidad (萆薢化毒汤, Bì xiè huà dú tāng).



Obstrucción por estasis de sangre

血瘀痹阻  Xuè yū bì zǔ

 

Venas hinchadas, distendidas y moradas en las piernas, acompañadas de numerosas máculas y/o arañas vasculares. El dolor que producen es punzante, agudo y localizado; sobre todo por la noche al acostarse o al realizar alguna actividad. La complexión facial puede ser oscura, la piel seca y descamada (piel de serpiente), la lengua oscura y con posibles venas sublinguales prominentes que alcanzan la punta de la misma y el pulso rugoso, moderadamente de cuerda y relativamente profundo. Los métodos de tratamiento (治法, Zhì fǎ) adecuados son activar la sangre, liberar los colaterales y aliviar el dolor (活血通络止痛, Huó xuè tōng luò zhǐ tòng). Una modificación de la decocción de los cinco retornos para suplementar el yáng (补阳还五汤, Bǔ yáng huán wǔ tāng) sería adecuada

 

El próximo articulo será “La identificación de patrones según los ocho principios (八纲辩证). Resumen de manifestaciones clínicas”.

 

 
0 Comment