Carrito  

Sin producto

Transporte 0,00 €
Total 0,00 €

Newsletter

Latest Posts

  • La menta, el peristraco de la cigarra... 2019-07-10 09:46:44 La menta, el peristraco de la cigarra y el fruto del arctio  薄荷,蝉蜕和牛蒡子  Bò hé, chán tuì hé niú bàng zǐ   Eduard Genís Sol,...
  • Causas de una sobrepresión del hígado... 2019-07-01 09:29:48 Causas de una sobrepresión del hígado con estancamiento del Qì   肝郁气滞症因   Gān yù qì zhì zhèng yīn   Eduard Genís Sol, julio del 2019...
  • Las manifestaciones generales de una... 2019-06-21 09:19:53 Las manifestaciones generales de una estasis de sangre 血瘀主要表现   Eduard Genís Sol, junio del 2019   Una estasis de sangre...
  • El Cielo 天 Tian 2019-06-10 17:12:00 El Cielo 天 Tiān Eduard Genís Sol, junio del 2019 El concepto de Cielo (天, Tiān) ha jugado un papel crucial...
  • El cordero 2019-06-03 09:56:33 El cordero 羊羔 Yáng gāo Eduard Genís Sol, junio del 2019 Para la medicina china, el cordero representa no tan sólo un...
view all

Las enfermedades autoinmunes 自身免疫性疾病 Zì shēn miǎn yì xìng...

0 Comment
2019-05-06 11:44:48
 

Las enfermedades autoinmunes

自身免疫性疾病 Zì shēn miǎn yì xìng jí bìng

 

 

Eduard Genís Sol, mayo del 2019


En los últimos años ha habido un aumento alarmante de las enfermedades autoinmunes, que van desde alergias hasta trastornos graves, como la esclerosis múltiple y la esclerodermia. La realidad es que alrededor de los 3/4 de las enfermedades autoinmunes se producen en las mujeres y, con mayor frecuencia, durante los años de maternidad. Según la biomedicina, se sospecha que las hormonas desempeñan un papel relevante; así, algunas enfermedades autoinmunes ocurren con mayor asiduidad tras el climaterio, otras mejoran repentinamente durante el embarazo, con brotes que se producen después del parto, mientras que las demás empeoran durante la gravidez. Parece, además, que las enfermedades autoinmunes puedan tener un componente genético pero, de forma enigmática, llegan a manifestarse en el seno de una misma familia con enfermedades diferentes; así, por ejemplo, una madre puede tener lupus eritematoso, diabetes su hija y artritis reumatoide la abuela.

A pesar de ello, las enfermedades autoinmunes no son muy comunes, con la excepción de las enfermedades de la glándula tiroides y el lupus eritematoso sistémico; aunque en su conjunto, representan la cuarta causa de discapacidad entre las mujeres. Pero si también consideramos otras condiciones, como las alergias ambientales y la enfermedad de Crohn, se ve afectada una cantidad aún mayor de personas.

La medicina china puede ser muy útil para el tratamiento a largo plazo de pacientes con enfermedades autoinmunes; además, muchas de ellas ya fueron reconocidas a lo largo de la historia de dicha medicina, y diversos textos desarrollaron estrategias de tratamiento para tales pacientes, entre ellos el Tratado de las lesiones producidas por el frío (伤寒论, Shāng hán lùn), el Clásico de las dificultades (难经, Nán jīng), el Tratado del bazo y del estómago (脾胃论, Pí wèi lùn), de Lǐ Dōng Yuán (李东垣), y los textos relacionados con el concepto de enfermedades del calor (温病, Wēn bìng). Además, conviene considerar aseveraciones propias de la medicina china que pueden ayudarnos a entender el ‘misterio’, tales como que “en las mujeres, el hígado es el Cielo anterior (女子以肝为先天, Nǚ zǐ yǐ gān wèi xiān tiān)”, idea que puede desarrollarse de la siguiente manera: El bazo es el origen del Qì del Cielo posterior (后天之气, Hòu tiān zhī qì); el corazón, lo es de la sangre (血, Xuè); y el hígado es el que hace posible que, mediante su función de fluidez y descarga (疏泄, Shū xiè), el Qì circule libre y armoniosamente por todo el cuerpo y, con su impulso, también lo haga la sangre. Las mujeres poseen una sobreabundancia de sangre, hasta el punto de que pueden perderla con una periodicidad mensual que se traduce en forma de menstruaciones (月经, Yuè jīng) de sangre genésica uterina (精血, Jīng xuè). Ello significa que para las mujeres la fluidez y descarga (疏泄, Shū xiè) tiene una importancia primordial que, además, no se ciñe tan sólo a la esfera menstrual, sino también a todo el universo ginecológico: menstruaciones, embarazo, parto y postparto. Para ellas, un desarreglo de estas funciones conlleva una constelación de enfermedades ginecológicas (妇科疾病, Fù kē jí bìng), como, por ejemplo, desórdenes menstruales (月经疾病, Yuè jīng jí bìng), enfermedades de la gestación y del parto (妊娠产病, Rèn shēn chǎn bìng) o enfermedades del postparto (产后病, Chǎn hòu bìng). Además, el hígado guarda una relación íntima con dos de los llamados “ocho vasos extraordinarios (奇经八脉, Qí jīng bā mài)”: el vaso penetrante (冲脉, Chōng mài) y el vaso controlador (任脉, Rèn mài). Del primero de ellos se dice, igual que del hígado, que es el mar de la sangre (冲为血海, Chōng wèi xuè hǎi), debido a su función de almacenamiento de la misma; el segundo, con raíz en el útero, es esencial para la nutrición del feto a partir de la sangre materna. Uno y otro de alguna manera forman parte de la capacidad funcional del hígado para almacenar y regular la sangre. En definitiva, es por la necesidad primordial, básica, que tienen las mujeres del buen funcionamiento del sistema del hígado-madera que se dice que en las mujeres, el hígado es el Cielo anterior (女子以肝为先天, Nǚ zǐ yǐ gān wèi xiān tiān). Recordemos que, usualmente, se dice que el riñón es la víscera del Cielo anterior (肾为先天, Shèn wèi xiān tiān), ya que acumula la esencia del Cielo anterior (先天之精, Xiān tiān zhī jīng); pero el hígado almacena la sangre, y ésta y la esencia comparten el mismo origen (精血同源, Jīng xuè tóng yuán). Al ser la menstruación la manifestación externa de la esencia de las mujeres y el hígado el que regula el volumen de dicha menstruación vía vaso penetrante (冲脉, Chōng mài), el hígado es tan importante como el riñón cuando se trata de entender el ciclo menstrual y la fertilidad femenina. Por lo tanto, no es que el hígado sea el Cielo anterior de las mujeres y que el riñón no lo sea; sino que debe entenderse que el hígado y el riñón, en su conjunto, son el Cielo anterior de las mujeres.

Dicho esto, cada enfermedad autoinmune debe diferenciarse según el patrón y la etapa de desarrollo de la misma, utilizando el pulso y el cuadro general de signos del paciente para determinar el grado de plenitud o vacío, interior o exterior, calor o frío, y la ubicación en el Qì, la sangre o los fluidos. También podemos determinar la etapa de la enfermedad utilizando la identificación de patrones según los seis canales (六经辨证, Liù jīng biàn zhèng), o la identificación de patrones según los cuatro aspectos (四分辨证, Sì fēn biàn zhèng). Estos sistemas, son mapas inmunológicos que determinan la ubicación, la dirección del movimiento y la velocidad del Qì perverso (邪气, Xié qì) a través del sistema de canales, y determinan la fuerza del Qì correcto (正气, Zhèng qì) y su capacidad para resistir al Qì perverso. Asimismo, la teoría de las enfermedades del calor (温病, Wēn bìng) también habla de ‘perversos latentes (伏邪, Fú xié)’, que se han incubado en el interior del cuerpo durante un período de varios años.

Una vez determinada la ubicación, la fuerza, la duración y la dirección del trastorno autoinmune, debemos desarrollar estrategias de tratamiento a largo plazo para cambiar la dirección de la enfermedad. Es decir, hay que dirigir la enfermedad hacia afuera, alejándola del interior y redirigiéndola hacia el exterior para evitar que se aloje en la sangre, los líquidos y/o las vísceras. Según la medicina china, las enfermedades tienen rutas de salida a través de los canales yáng y sus entrañas asociadas, y la mayoría de las estrategias de tratamiento están diseñadas para aprovechar estas rutas de salida, ya que las enfermedades no pueden emigrar directamente desde las vísceras, la sangre o los fluidos. Muchos pacientes con enfermedades autoinmunes también pueden padecer un agotamiento de la esencia (精亏, Jīng kuī), lo que puede significar años de tratamiento para revertirlo. Asimismo, los traumas emocionales también pueden afectar a la esencia y el Qì, coyuntura que puede contribuir al desarrollo de una enfermedad crónica.    

En aquellos pacientes con un largo recorrido de enfermedad autoinmune, es muy importante obtener un historial detallado, ya que enfermedades como el lupus y la artritis reumatoide pasan a menudo por varias etapas de agravación y remisión, con diferentes constelaciones de signos que se manifiestan en cada etapa. Y, probablemente, no bastará con aplicar un solo método de identificación de patrones, sino que deberá utilizarse el que sea más apropiado, ya sea teoría del bazo-estómago (脾胃论, Pí wèi lùn), las cinco fases (五行, Wǔ xíng), los seis canales (六经, Liù jīng ), los cuatro aspectos (四分, Sì fēn) o alguna combinación de los mismos. Además, los efectos de tratamientos previos o concurrentes también deben tenerse en cuenta, ya que muchas enfermedades autoinmunes se tratan con medicamentos tan potentes como esteroides, antibióticos, antiinflamatorios o medicamentos de quimioterapia, y ello puede alterar un poco la imagen de los signos que presenta el paciente, o debilitarle el Qì y la esencia. En este caso, se debe planificar el tratamiento de forma consecuente, teniendo en cuenta las posibles interacciones entre los fármacos occidentales y los remedios medicinales chinos, y, además, reforzando el Qì correcto (正气, Zhèng qì). Así, por ejemplo, un paciente con síndrome nefrótico de etapa avanzada puede estar tomando medicamentos tóxicos para controlar la proteinuria o un alto recuento de creatinina, con muchos efectos secundarios o complicaciones. En tales casos, lo más seguro es usar remedios como el cordyceps (冬虫夏草, Dōng chóng xià cǎo), que suplementa y protege el riñón contra daños mayores. También hay que tener en cuenta que las enfermedades crónicas se transforman de acuerdo con ciclos naturales, tales como los cambios estacionales, que transforman, agravan, empeoran o hacen avanzar hacia la remisión. Pero si se fortalece el Qì correcto, se puede mantener la enfermedad bajo control, lo que conduce a un mejor nivel de funcionalidad y estabilidad.

Recordemos, para finalizar, cuáles son las principales enfermedades autoinmunes que puede tratar la medicina china:

- Anemia autoinmune hemolítica (溶血性贫血, Róng xiě xìng pín xuè).

- Artritis reumatoide (风湿性关节炎, Fēng shī xìng guān jié yán).

- Colitis ulcerosa (溃疡性结肠炎, Kuì yáng xìng jié cháng yán).

- Enfermedad celíaca (脂泻病, Zhī xiè bìng).

- Enfermedad de Crohn (节段性回肠炎, Jié duàn xìng huí cháng yán).

- Enfermedad de Graves (格雷夫斯疾病, Gé léi fū sī shì bìng).

- Enfermedad mixta del tejido conectivo (混合结缔组织病, Hùn hé jié dì zǔ zhī bìng).

- Enfermedad periodontal (牙周病, Yá zhōu bìng).

- Enfermedad de Raynaud (雷诺氏病, Léi nuò shì bìng).

- Esclerodermia (硬皮病, Yìng pí bìng).

- Esclerosis múltiple (多发性硬化, Duō fā xìng yìng huà).

- Hepatitis autoinmune (免疫性肝炎, Miǎn yì xìng gān yán).

- Lupus eritematoso discoideo (盘状红斑性狼疮, Pán zhuàng hóng bān xìng láng chuāng).

- Lupus eritematoso sistémico (系统性红斑狼疮, Xì tǒng xìng hóng bān láng chuāng).

- Miastenia gravis (重症肌无力, Zhòng zhèng jī wú lì).

- Polimiositis / dermatomiositis (多肌炎/皮肌炎, Duō jī yán/pí jī yán).

- Púrpura Trombocitopénica Idiopática (特发性血小板减少性紫癜, Tè fā xìng xuè xiǎo bǎn jiǎn shǎo xìng zǐ diàn).

- Síndrome de Sjögren (干燥综合症, Gān zào zòng hé zhèng).

- Tiroiditis de Hashimoto (桥本甲状腺炎, Qiáo běn jiǎ zhuàng xiàn yán).

 

El siguiente artículo será “El té chino (中国茶)”.

 

 
0 Comment