El procesado de Bái zhú, el atractylodes blanco 白术炮制 Bái zhú páo zhì

Eduard Genís Sol, diciembre del 2018

Al contrario que en occidente, donde suelen utilizarse las plantas sin tratar, la farmacopea china exige unos procesos de transformación para alcanzar un aprovechamiento pleno de las cualidades y de las potencialidades de los remedios medicinales (中药, Zhōng yào). Las técnicas necesarias para llevar a cabo estos procesos se han ido desarrollando durante por lo menos dos mil años y, aunque su puesta en escena sea artesanal y de apariencia humilde, en realidad encierran una intención sutil e inteligente, que persigue modificar apariencias, sabores y propiedades de la materia médica para que ésta sea todavía más versátil que en su estado natural. De manera que los propósitos del procesado (炮制目的, Páo zhì mù dì) son múltiples: limpiar y eliminar sustancias no medicinales para habilitar los remedios para su consumo, facilitar el almacenamiento y la asimilación de la materia médica, disipar los olores y los gustos desagradables de determinadas sustancias, eliminar o atenuar la toxicidad y/o los efectos secundarios de otras, modificar la acción de los remedios mediante la transformación de su sabor y de su naturaleza, estimular la potencia terapéutica de determinadas sustancias y modificar el tropismo y la tendencia direccional (ascendente, descendente, centrífuga o centrípeta) de los remedios medicinales.

Bái Zhú (白术), el ‘atractylodes blanco’, es uno de los remedios más importantes de la farmacopea china, pero muchos practicantes no están seguros de cuál es el mejor método de procesado (炮制, Páo zhì) que se debe escoger para un paciente determinado.

En general, hay tres posibilidades de procesado para este remedio: sin cocción (生, Shēng), salteado con salvado de trigo (麸炒, chǎo) o salteado con tierra medicinal (土炒, chǎo).

Salteado con salvado de trigo (麸炒, chǎo), suplementa el y fortalece el bazo (补气健脾, Bǔ qì jiàn pí), es decir, refuerza el transporte y la transformación del bazo    (脾运化, Pí yùn huà) en caso de falta de apetito, cansancio, y distensión y plenitud abdominal, todos ellos generados por un vacío del del bazo (脾气虚, Pí qì xū). Además, asegura el exterior y detiene la transpiración (固表止汗, Gù biǎo zhǐ hàn), en cuadros de falta de solidez del defensivo (卫气不固, Wèi qì bù gù), y calma el feto (安胎, Ān tāi) en caso de una agitación del feto (胎动不安, Tāi dòng bù ān) derivada de un vacío del y de la sangre (气血虚, xuè ). También es útil ante un hundimiento del del bazo (脾气下陷, Pí qì xià xiàn), o de diarrea producida por un vacío del o del yáng del bazo, o por una desarmonía hígado-bazo (肝脾不和, Gān pí bù hé). En este caso, se procesa utilizando 10 kg de salvado de trigo por cada 100 kg de Bái Zhú.

Pero si hay diarrea, es mejor saltearlo con tierra medicinal (土炒, chǎo). En este caso, el procesado se elabora friendo Bái Zhú con Fú Lóng Gān (伏龙肝), también llamado Zào Xīn Tǔ (灶心土), la arcilla envejecida de los hornos de las cocinas ancestrales chinas. Para llevarlo a cabo, se utilizan 20 kg de Fú Lóng Gān por cada 100 kg de Bái Zhú: primero se calienta Fú Lóng Gān, luego se agrega el Bái Zhú cortado, y, finalmente, se aparta la tierra medicinal, quedando así las raíces de Bái Zhú en rodajas de un color ligeramente marrón amarillento.

Finalmente, se prefiere Bái Zhú sin cocción (生, Shēng) para secar la humedad (燥湿, Zào shī) y para desinhibir el agua y dispersar la hinchazón (利水消肿,  Lì shuǐ xiāo zhǒng). Se utiliza de esta manera para tratar la hinchazón por agua (水肿, Shuǐ zhǒng)   -o edema-, las mucosidades (痰, Tán) y el dolor del impedimento generado por viento-humedad (风湿痹, Fēng shī bì).

Como curiosidad histórica, hay que decir que Bái Zhú (白术), el ‘atractylodes blanco’, y Cāng Zhú (苍术), el rizoma del ‘atractylodes’, originalmente se usaron de forma indistinta, ya que se consideraba que se trataba del mismo medicamento. Lo cierto es que ambos remedios comparten una característica común: ambos poseen un carácter secante. Y aunque tradicionalmente se pensaba que el carácter secante de Bái Zhú se moderaba con el salteado, desde la perspectiva moderna se piensa que dicho carácter está relacionado con su contenido de un aceite esencial, y que el salteado reduce el contenido de dicho aceite (de hecho, el contenido de aceite esencial se reduce en aproximadamente un 15% cuando Bái Zhú se saltea); además, reduce la irritación en el estómago y en los intestinos (desde una perspectiva biomédica), mientras fortalece aromáticamente el bazo y abre el estómago (desde una perspectiva tradicional).

También hay que saber que el método de salteado con tierra medicinal (土炒, chǎo) ha estado en uso desde la dinastía Táng (唐); en cambio, el salteado con salvado de trigo (麸炒, chǎo) apareció un poco más tarde, durante la dinastía Sòng (宋).

Esta entrada fue publicada en Farmacopea. Guarda el enlace permanente.