Las fórmulas que rectifican el Qì 理气剂 Lǐ qì jì

Eduard Genís Sol, noviembre del 2018

Los desórdenes del se manifiestan, básicamente, mediante cuadros de vacío, que comportan un vacío del (气虚, ), o mediante cuadros de plenitud, que suponen un estancamiento del (气滞, Qì zhì), o un a contracorriente (气逆, Qì nì); y ambas condiciones pueden acontecer tanto de forma independiente como de forma concurrente. El vacío del se trata con fórmulas que suplementan el   (补气剂, qì ji); en cambio, el estancamiento del se maneja con fórmulas que movilizan el (行气剂. Xíng qì jì); y el a contracorriente (气逆, Qì nì), con fórmulas que hacen descender la inversión y frenan los vómitos (降逆止呕剂, Jiàng nì zhǐ ǒu ) o con fórmulas que hacen descender  el y calman la disnea (降气平喘剂, Jiàng qì píng chuǎn ), en función de si el a contracorriente (气逆, Qì nì) se produce en el estómago o en el pulmón, respectivamente.

Las fórmulas que rectifican el (理气剂, qì jì), globalmente, pueden tratar desórdenes respiratorios, gastrointestinales, emocionales y hernias inguinales (疝气, Shàn qì). Son fórmulas destinadas a tratar los estancamientos del (气滞, Qì zhì) y su reflujo a contracorriente (气逆, Qì nì). En el primer caso hay que movilizar el (行气, Xíng qì); en el segundo hay que hacerlo descender (降气, Jiàng qì), de manera que este grupo de fórmulas se clasifica en tres subgrupos en función de sus acciones principales:

- Fórmulas que movilizan el (行气剂, Xíng qì jì).

- Fórmulas que hacen descender la inversión y frenan los  vómitos (降逆止呕剂, Jiàng nì zhǐ ǒu ).

- Fórmulas que hacen descender  el y calman la disnea (降气平喘剂, Jiàng qì píng chuǎn ).

Cuando el se estanca en el bazo-estómago, genera desórdenes digestivos y/o abdominales, que se manifiestan mediante distensión y plenitud, falta de apetito, náuseas, vómitos, hipo, eructos, regurgitaciones ácidas o estreñimiento. Las fórmulas representativas para tratarlo son, entre otras, la píldora para escapar de la contención (越鞠丸, Yuè jū wán), o la decocción de corteza de magnolia para calentar el centro (厚朴温中汤, Hòu pǒ wēn zhōng tāng).

Si es el del hígado el que se estanca, ello puede suceder en cualquiera de los tres calentadores, y puede comportar desde desórdenes del alma etérea (魂, Hún) y del espíritu (神, Shén), hasta dolor y distensión en los flancos, menstruaciones irregulares, dolor menstrual o hernias inguinales. Fórmulas representativas para desbloquear el hígado y movilizar el incluyen la píldora de pepitas de mandarina (橘核丸, Jú hé wán) y la decocción de pinellia y magnolia (半夏厚朴汤, Bàn xià hòu pò tāng).

Por otra parte, la función principal de las fórmulas que hacen descender el es la de revertir su inversión y, simultáneamente, tratar la causa de dicha inversión (estancamiento del , mucosidades, humedad, alimentos…). Los órganos internos que se ven afectados por un a contracorriente (气逆, Qì nì) son el pulmón y el estómago. En el primer caso, las manifestaciones más evidentes son la tos y la disnea. Y las fórmulas que procede modificar para adaptarlas a la realidad de cada paciente son las que hacen descender el y calman la disnea (降气平喘剂, Jiàng qì píng chuǎn ), como, por ejemplo, la decocción de perilla para hacer descender el Qi (苏子降气汤, Sū zǐ jiàng qì tāng), o la decocción para estabilizar la disnea (定喘汤, Dìng chuǎn tāng).

Por lo que hace referencia a una inversión del del estómago (胃气逆, Wèi qì nì), ésta se manifiesta mediante vómitos, náuseas, eructos, hipo, o regurgitaciones ácidas. Y las fórmulas que procede modificar para adaptarlas al terreno de cada paciente son las que hacen descender la inversión y frenan los vómitos (降逆止呕剂, Jiàng nì zhǐ ǒu ) como, por ejemplo, la decocción de cáscara de mandarina y virutas de bambú (橘皮竹茹汤, Jú pí zhú rú tāng), o la decocción de inula y hematíes (旋覆代赭汤, Xuán fù dài zhě shí tāng).

Hay que tener una serie de precauciones con las fórmulas que rectifican el (理气剂, qì jì): en primer lugar, debe quedar claro que un vacío del (气虚, Qì xū) no debe tratarse ni con remedios ni con fórmulas que rectifiquen el , ya que éstas lo dispersarían y consumirían todavía más. Los remedios y las fórmulas adecuadas para este cuadro son los que suplementan el (补气剂, qì jì). De la misma manera, también hay que tener muy claro que en los cuadros de plenitud (实证, Shí zhèng), como lo son un estancamiento del (气滞, Qì zhì) o un a contracorriente (气逆, Qì nì), nunca deben tratarse con fórmulas que suplementan el (补气剂, qì jì), ya que éstas causarían un estancamiento aún mayor. En estos dos últimos casos, lo que procede es utilizar remedios y/o fórmulas que rectifican el (理气剂, qì jì).

Finalmente, hay que considerar que las fórmulas que rectifican el (理气剂, qì jì) suelen estar integradas por remedios picantes, secantes y aromáticos que consumen el y dañan los fluidos corporales, con lo cual un uso excesivo y/o prolongado de dichas fórmulas no es recomendable, sobre todo en los colectivos de mujeres embarazadas y ancianos, en aquellos casos en los que un vacío del yīn genera fuego, o durante menstruaciones abundantes y prolongadas.

Esta entrada fue publicada en Fórmulas & prescripciones. Guarda el enlace permanente.