La ledebouriella y la raíz de astrágalo 防风和黄芪 Fáng fēng hé huáng qí

Eduard Genís Sol, junio del 2018.

La ledebouriella (防风, Fáng Fēng) pertenece al grupo de remedios que resuelven el exterior (解表药, Jiě biǎo yào); concretamente, al subgrupo de remedios picantes y tibios que resuelven el exterior (辛温解表药, Xīn wēn jiě biǎo yào). La raíz de astrágalo (黄芪, Huáng Qí) forma parte del grupo de remedios que suplementan y benefician (补益药, Bǔ yì yào); específicamente, del subgrupo de remedios que suplementan el (补气药, yào). Ambos remedios despliegan entre sí una relación de potenciación (相使, Xiāng shǐ) que, recordemos, hace referencia a la utilización combinada de dos remedios que poseen naturalezas y sabores diferentes, pero cuya asociación refuerza sus acciones recíprocas; y, dado que el efecto terapéutico global es superior a la suma del de los remedios individuales, podemos hablar de potenciación mutua.

La ledebouriella es picante, dulce y ligeramente tibia. Su tropismo es hacia la vejiga, el hígado y el bazo. Sin cocción (生, Shēng), disipa el viento-frío, elimina el viento-humedad y alivia el dolor. Se trata de un sudorífico moderado que trata todo tipo de viento externo. Además, salteada al negro (炒炭, Chǎo tàn), detiene las hemorragias hemorroidales debidas a un viento-calor que penetra en el intestino. También trata la diarrea dolorosa producida por un vacío del bazo y las flatulencias generadas por un estancamiento del . La posología es de 3 a 10 gramos diarios.

La raíz de astrágalo es dulce, ligeramente tibia, y se encamina hacia el bazo y el pulmón. Tostada con miel (蜜炙, zhì), beneficia el y hace ascender el yáng en caso de un vacío del del bazo, o de un vacío del del bazo y del pulmón, o bien de un hundimiento del del bazo. Si hay un exceso de humedad, es mejor saltearla con salvado de trigo (麸炒, chǎo), o bien saltearla al amarillo (炒黄, Chǎo huáng). Sin cocción (生, Shēng) beneficia el defensivo y asegura el exterior en caso de debilidad del defensivo, con repetidos ataques externos y transpiración espontánea; además, desinhibe el agua y dispersa la hinchazón (se asocia con Mù Fáng Jǐ y Bái Zhú en caso de una hinchazón por agua -o edema- y de orina inhibida en patrones de vacío del ) y hace aflorar la toxicidad, expulsa el pus y regenera los tejidos en caso de abscesos que no maduran -generados por un vacío del y de la sangre-, y que tienen dificultad para curarse). Además, es un regulador de la tensión arterial. Su posología diaria es de 10 a 15 gramos diarios. Está contraindicada en patrones externos, en caso de hiperactividad del yáng del hígado, o en caso de estancamientos y de acumulaciones internas.

Conjuntamente, la ledebouriella y la raíz de astrágalo disipan los perversos externos (外邪, Wài xié) sin dañar el con una transpiración excesiva, y suplementan el defensivo (卫气, Wèi qì) sin retener los perversos externos. Es por ello que la asociación de ambos remedios es muy útil para tratar una inseguridad del defensivo  (卫气不固, Wèi qì bù gù), que comporta que el exterior del cuerpo carezca de protección. En estas condiciones, la función protectora de dicho disminuye, los perversos externos invaden fácilmente el organismo, las afecciones sanan con dificultad, la constitución física se debilita, las sensaciones percibidas a nivel de la piel y de las carnes (músculos) quedan perturbadas, y la apertura y el cierre de los poros, descontrolados; con lo cual puede producirse fácilmente una transpiración espontánea, que comporta una pérdida de los fluidos yīn y, arrastrado por ellos, del .

La fórmula paradigmática para tratar este cuadro, y de la cual participan tanto la ledebouriella como la raíz de astrágalo, es el polvo de jade para la barrera del viento (玉屏风散, Yù píng fēng sǎn).

Esta entrada fue publicada en Farmacopea. Guarda el enlace permanente.