Qì del hígado infiltrándose hacia abajo 肝气下注 Gān qì xià zhù

Eduard Genís Sol, marzo del 2018.

El canal del hígado alcanza el abdomen menor y circunda los genitales. Si es invadido por un viento-frío (风寒, Fēng hán) o por humedad-calor (湿热, Shī rè), o si esta última es generada internamente y se infiltra hacia abajo, o si el fuego ministerial (相火, Xiāng huǒ) acosa, puede producirse el mecanismo patológico llamado “ del hígado infiltrándose hacia abajo”. Si partimos de la base de la causa de la enfermedad, este mecanismo puede subdividirse en tres modalidades diferentes:

- Acoso a la cámara de la esencia (精关受扰, Jīng guān shòu rǎo)

- Humedad-calor infiltrándose hacia abajo (湿热下注, Shī rè xià zhù).

- Frío condensado en los genitales (寒凝前阴, Hán níng qián yīn).

a) Acoso a la cámara de la esencia (精关受扰, Jīng guān shòu rǎo): El canal del hígado circunda los genitales y, si la humedad-calor generada internamente impide el ascenso del del canal, puede infiltrarse en el mismo y descender hacia los genitales. Asimismo, una sobrepresión del hígado puede transformarse en fuego (肝郁化火, Gān yù huà huǒ) y éste puede acosar a la parte inferior del cuerpo. Adicionalmente, a partir de un vacío del yīn del riñón, el yáng del hígado puede devenir anormalmente refulgente y el fuego ministerial puede acosar el interior del cuerpo. En este caso, el del hígado no puede ascender y, en lugar de ello, fluye hacia abajo para acosar y agitar la cámara de la esencia (精房, Jīng fáng).

El riñón almacena la esencia (肾藏精, Shèn cáng jīng) y gobierna la apertura y el cierre de la cámara de la esencia, pero dicha apertura y cierre también dependen de la regulación que proporciona la función de fluidez y descarga del hígado (疏泄, Shū xiè). Si la humedad-calor se infiltra hacia abajo por el canal del hígado, o bien si el fuego ministerial se moviliza frenéticamente, acosarán la cámara de la esencia e impedirán que la puerta de la esencia (精关, Jīng guān) quede sellada, y ello puede propiciar erecciones frecuentes y sueños profusos acompañados de emisiones seminales. Además, cuando el fuego del hígado acosa al interior del cuerpo, el hígado no puede alojar el alma etérea (魂, Hún) y ello se manifiesta mediante un sueño agitado, acompañado de sueños profusos y de desasosiego.

b) Humedad-calor infiltrándose hacia abajo (湿热下注, Shī rè xià zhù): Tanto una invasión de humedad-calor externa como una generación interna de la misma propician que aquélla pueda estancarse en el hígado y en la vesícula biliar, impidiendo el libre fluir del hígado e inhibiendo el mecanismo del (气机, Qì jī). Si la humedad-calor se infiltra hacia abajo, se puede acumular en los genitales y provocar prurito vulvar en las mujeres, y una hinchazón dolorosa del escroto y de los testículos en los hombres. Si daña el vaso de la cintura (带脉, Dài mài), éste no podrá contener, con lo cual se podrán producir cantidades ingentes de descargas vaginales blancas o amarillas (leucorrea) de olor nauseabundo. Si se infiltra hacia la vejiga  o hacia el intestino grueso, impedirá la transformación del de la vejiga (膀胱气化, Páng guāng qì huà) y la conducción del intestino grueso (大肠传导, Dà cháng chuán dǎo), respectivamente, produciéndose dolor en el abdomen menor, heces duras y micciones rojizas.

c) Frío condensado en los genitales (寒凝前阴, Hán níng qián yīn): Qián yīn (前阴) significa “los yīn anteriores”, término que hace referencia a los genitales. El canal del hígado se extiende por el abdomen menor y circunda los yīn anteriores. Si hay una contracción de frío externo o bien si un vacío del yáng Qì propicia un frío-humedad interno, el y el frío pueden descender por el canal del hígado e instalarse en los genitales. Si ello sucede, el frío congelará el mecanismo del (气机, Qì jī) y detendrá el flujo del en el canal del hígado, situación que se manifestará en forma de tensión y dolor en el abdomen menor, y con una distensión fláccida y dolor en los testículos, además de una sensación de frío tanto en el cuerpo como en los miembros.

eduard@medicinachinahoy.com

* Este artículo es un pequeño fragmento de nuestro libro de próxima aparición “Las manifestaciones de las vísceras (脏象, Zàng xiàng)”.

 

Esta entrada fue publicada en Mecanismos patológicos. Guarda el enlace permanente.