La urticaria 荨麻疹 Xún má zhěn

Eduard Genís Sol, agosto del 2017.

Se trata de un patrón reactivo caracterizado por ronchas de diferentes tamaños y formas, que son transitorias, edematosas y, usualmente, pruriginosas. La mayoría de casos de urticaria derivan de reacciones agudas y duran sólo unas pocas horas. Pero una minoría de afectados tiene urticaria crónica, en cuyo caso la duración de la enfermedad abarca más de seis semanas. La urticaria aguda puede ser desencadenada por un alérgeno en alimentos, polen, o medicamentos. En términos de medicina china se corresponde con “viento de pápulas durmientes (风隐疹, Fēng yǐn zhěn)” y puede producirse a partir de diez mecanismos que, en la inmensa mayoría de los casos, se reducen a cuatro:

- Viento-calor (风热, Fēng).

- Viento-frío (风寒, Fēng hán).

- Humedad-calor en el estómago y en los intestinos (胃肠湿热, Wèi cháng shī rè).

- Vacío simultáneo del y de la sangre (气血两虚, Qì xuè liǎng xū).

En todos estos patrones, el exterior del cuerpo queda afectado y el nivel defensivo se debilita, por lo que el cuerpo es más susceptible al ataque de viento externo, que suele acompañarse de calor o de frío. Adicionalmente, una dieta inadecuada induce a una desarmonía del estómago y los intestinos; ello permite un aumento de la humedad interna y del calor y, si hay una exposición superpuesta al viento externo, puede producirse urticaria. Además, en caso de una constitución débil, el y la sangre se vuelven escasos y no pueden evitar un ataque del viento externo.

La urticaria puede afectar a pacientes de cualquier edad y sexo, puede ocurrir en todas las estaciones y tiene un desarrollo abrupto. Inicialmente, el paciente siente picazón en alguna parte de la piel y rápidamente se desarrollan pápulas, cuya forma y tamaño varía considerablemente y que tanto pueden presentarse individualmente como fusionarse en ronchas que, en la mayoría de los casos, presentan una coloración roja o rosada, pero ocasionalmente también pueden ser pálidas. En cualquier caso, pueden aparecer en cualquier parte de la piel, pero en la mayoría de las ocasiones se limitan a la cara, al cuello o a las extremidades, sin que haya una ubicación fija. Estas ronchas se desarrollan rápidamente y, por lo general, también se desvanecen con rapidez, aunque pueden reaparecer en oleadas sucesivas.

En algunos pacientes, el brote de urticaria puede acompañarse de fiebre baja, generalmente inferior a los 38,5° C; en otros, puede haber una afectación del estómago y los intestinos, con signos tales como náuseas, vómitos, dolor abdominal o diarrea. Ocasionalmente puede haber afectación de las membranas mucosas del tracto respiratorio, con sensación de asfixia, opresión en el pecho o disnea.

El curso de la enfermedad es bastante variable. La urticaria aguda generalmente se resuelve en pocos días -rara vez dura más de dos semanas- pero en la urticaria crónica, las ronchas se reproducen en oleadas que se repiten a lo largo de varios meses, o incluso años, aunque suelen haber períodos de remisión. En términos generales, una urticaria pálida indica una predominancia de frío; si es rosada, del viento y, si es roja brillante, indica calor en la sangre.

En la etapa inicial, la causa principal de la urticaria es el viento externo. Por lo tanto, el tratamiento se basa principalmente en disipar, en eliminar este viento (祛风, Qū fēng) y, en función de los perversos que lo acompañan, la metodología puede requerir clarificar el calor (清热, Qīng rè), disipar el frío (散寒, Sàn hán) o, incluso, clarifican el calor, eliminar la humedad y aliviar el prurito (清热祛湿止痒, Qīng rè qū shī zhǐ yǎng). Además, si la urticaria se convierte en crónica, ello significa un trasfondo de vacío (虚, Xū) y el tratamiento debe incluir la suplementación del (补气, Bǔ qì) y la nutrición de la sangre (养血, Yǎng xuè).

Así, una urticaria generada a partir de un viento-calor (风热, Fēng), se presenta con pápulas rojas, con sensación de calor y con una picazón intensa que aumenta con el calor y disminuye con el frío y se acompaña de un pulso flotante y rápido. En este caso, conviene una modificación del “Polvo para disipar el viento (消風散, Xiāo fēng sàn)”, integrada por Niú Bàng Zǐ, 9g + Shēng Dì Huáng, 15 g + Kǔ Shēn, 9g + Cāng Zhú, 15 g + Dāng Guī, 9g + Zhī Mǔ, 12 g + Shí Gāo, 30 g + Bái Máo Gēn, 15g + Jīn Yín Huā, 15 g + Dì Fū Zǐ, 12 g + Bái Xiān Pí, 15 g + Chán Tuì, 9g + Hēi Zhī Má, 15 g + Gān Cǎo, 9 g.

Si la urticaria se produce a partir de un viento-frío (风寒, Fēng hán), las pápulas serán blanquecinas, su número aumentará con el frío y disminuirá con el calor, empeorarán en invierno, se suavizarán en verano y se acompañarán de un pulso flotante y tenso. En este caso, interesa una modificación de la “Decocción de mitad y mitad de efedra y canela (麻桂各半痰, Má guì gè bàn tán)”, compuesta de Má Huáng, 9g + Guì Zhī, 9g + Bái Sháo Yào, 15 g + Xìng Rén, 9g + tres rodajas de Shēng Jiāng + cinco piezas de Dà Zǎo+ Jīng Jiè, 9 g + Fáng Fēng, 15 g + Shé Chuáng Zǐ, 12 g + Cāng Ěr Zǐ, 15 g + Gān Cǎo, 9 g.

Si la urticaria tiene un trasfondo de humedad-calor en el estómago y en los intestinos     (胃肠湿热, Wèi cháng shī rè), las ronchas vienen acompañadas de dolor abdominal, de náuseas y vómitos, de estreñimiento o diarrea (según predomine el calor o la humedad, respectivamente) y con un pulso resbaladizo y rápido. Ahí conviene una modificación de la “La píldora de ledebouriela que libera sabiamente (防风通圣丸, Fáng fēng tōng shèng wán)”, compuesta de Fáng Fēng, 9 g + Jīng Jiè,  9 g + Jié Gěng, 9g + Shí Gāo,  30 g + Huá Shí, 18 g + Dà Huáng, 9g + Bái Zhú, 9 g + Bái Xiān Pí, 30 g + Bò Hé, 9g + Lián Qiáo, 12 g + Huáng Qín, 12 g + Zhī Zǐ, 12 g + Zhú Rú, 12 g + Gān Cǎo, 9 g.

Si deriva de un vacío simultáneo del y de la sangre (气血两虚, Qì xuè liǎng xū), ello se manifestará con una urticaria recurrente y persistente que empeora con el esfuerzo y/o con la exposición al frío, con cansancio y con una cara pálida y sin lustre, todo ello acompañado de un pulso profundo y filiforme. En este caso, lo que le puede convenir al paciente es la modificación de un combinado de “Bebida de angélica (当帰飲子, Dāng guī yǐn )” y de “Polvo de jade para la barrera del viento (玉屏风散, Yù píng fēng sàn)”, que se compondrá de Huáng Qí, 30 g + Dāng Guī, 9 g + Bái Sháo Yào, 9 g + Dān Shēn, 30 g + Chuān Xiōng, 9 g + Hé Shǒu Wū, 9 g + Jīng Jiè, 9 g + Fáng Fēng, 9 g + Bái Zhú, 9 g + Zhì Gān Cǎo, 9 g.

Esta entrada fue publicada en Enfermedades. Guarda el enlace permanente.