Los métodos de tratamiento del ciclo de control 相克治法 Xiāng kè zhì fǎ

Eduard Genís Sol, enero del 2017.

Existen tres situaciones que pueden afectar directamente al ciclo de control y que pueden generar un proceso patológico: el control excesivo (相克太过, Xiāng kè tài guò), el control deficiente (相克不及, Xiāng kè bù jí) y la reversión del control (反克, Fǎn kè), y las causas de estas situaciones se pueden subdividir en dos categorías, la fuerza (强, Qiáng) y la debilidad (弱, Ruò). Cuando el órgano controlador está fuerte, ello se puede manifestar con un exceso en sus funciones, y cuando está débil, mediante una insuficiencia en aquellas. La metodología consiste en reprimir al fuerte y, al mismo tiempo, apoyar al débil (抑强扶弱, Yì qiáng fú ruò), enfatizando el proceso de reprimir al fuerte para permitir que el débil se restablezca rápidamente.

- Reprimir al fuerte (抑强, Yì qiáng): Se utiliza cuando el control es excesivo (相克太过, Xiāng kè tài guò). Así, por ejemplo, cuando el hígado ataca transversalmente al bazo y/o al estómago, genera una desarmonía hígado-bazo (肝脾不和, Gān pí bù hé) o hígado-estómago (肝胃不和, Gān wèi bù hé), respectivamente. A esta situación global se la denomina la madera refulgente oprime la tierra (木旺缺土, Mù wàng kè tǔ), y el principio de tratamiento fundamental que habrá que aplicar será reprimir al hígado y apoyar al bazo (抑肝扶脾, Yì gān fú pí), a partir de relajar y calmar el hígado (舒肝平肝, Shū gān píng gān). Si la situación es la inversa y la madera es sometida por la tierra (木本缺土, Mù běn kè tǔ), nos hallamos ante un ciclo de rebelión (相侮, Xiāng wǔ). En este caso, habrá que movilizar el bazo y armonizar el hígado (运脾和肝, Yùn pí hé gān).

- Apoyar al débil (扶弱, Fú ruò): Se aplica cuando el control es deficiente (相克不及, Xiāng kè bù jí). Así, por ejemplo, cuando el hígado está en una situación de vacío, de sobrepresión, de estancamiento (肝虚郁滞, Gān xū yù zhì) y ello afecta al transporte del bazo (脾运, Pí yùn), a esta situación se la llama la madera no relaja la tierra (木不舒土, Mù bú shū tǔ). El tratamiento adecuado será, primordialmente, armonizar el hígado (和肝, Hé gān) y, secundariamente, fortalecer al bazo (健脾, Jiàn pí), con el objetivo de reforzar las funciones de ambos órganos.

Métodos de tratamiento según el ciclo de control (相克治法,  Xiāng zhì fǎ): Los métodos más corrientes que se aplican al ciclo de control son los siguientes:

- Reprimir la madera y apoyar la tierra (抑木扶土, Yì mù fú tǔ).

- Amontonar la tierra para embalsar el agua (培土制水, Péi tǔ zhì shuǐ).

- Ayudar al metal a calmar la madera (佐金平木, Zuǒ jīn píng mù).

- Drenar el sur y suplementar el norte (泻南补北, Xiè nán bǔ běi).

a) Reprimir la madera y apoyar la tierra (抑木扶土, Yì mù fú tǔ): Este método consiste en desbloquear el hígado y fortalecer el bazo (疏肝健脾, Shū gān jiàn pí), o bien en desbloquear el hígado y armonizar el estómago (疏肝和胃, Shū gān hé wèi), y se aplica en aquellos patrones generados por una madera refulgente que oprime la tierra (木旺客土, Mù wàng kè tǔ), en los que podemos encontrar signos como opresión torácica (胸闷, Xiōng mèn), distensión de los flancos (胁胀, Xié zhàng), inapetencia (不嗜食, Bù shì shí), distensión abdominal (腹胀, Fù zhàng), borborigmos (肠鸣, Cháng míng), estreñimiento (便秘, Biàn mì) o heces pastosas (便溏, Biàn táng), sensación de nudo en el conducto del estómago (脘痞, Wǎn pǐ) acompañada de dolor distensivo (胀痛, Zhàng tòng), eructos (嗳气, Ǎi qì), flatulencias (矢气, Shǐ qì) y un pulso de cuerda   (弦脉, Xián mài).

b) Amontonar la tierra para embalsar el agua (培土制水, Péi tǔ zhì shuǐ): Este método consiste en calentar y movilizar el yáng del bazo (温运脾阳, Wēn yùn pí yáng), o en calentar el riñón y fortalecer el bazo (温肾健脾, Wēn shèn jiàn pí), con el objetivo de tratar la acumulación de agua y de humedad que daña el yáng (水湿伤阳, Shuǐ shī shāng yáng) generada por un vacío del bazo con la función de transporte dañada (脾虚不运, Pí xū bù yùn) y manifestada por la aparición de una hinchazón por agua, o edema, acompañada de distensión y de sensación de plenitud (水肿胀满, Shuǐ zhǒng zhàng mǎn).

Asimismo,  cuando hay un vacío del yáng del riñón (肾阳虚, Shèn yáng xū), éste no podrá calentar adecuadamente el yáng del bazo. El riñón no podrá gobernar los fluidos y el bazo no podrá contenerlos, con lo cual se producirá también una hinchazón por agua, o edema. Se trata de una rebelión (相侮, Xiāng wǔ) del agua contra la tierra, y el tratamiento principal será calentar el riñón (温肾, Wēn shèn) y, secundariamente, fortalecer el bazo (健脾, Jiàn pí), o bien, simplemente calentar el riñón y el bazo (温肾暖脾, Wēn shèn nuǎn pí).

Amontonar la tierra para embalsar el agua es un método que se utiliza ante patrones de vacío del yáng del bazo y del riñón (脾肾阳虚, Pí shèn yáng xū) en los que el agua y la humedad no pueden transformarse (水湿不化, Shuǐ shī bù huà). Si el foco del desorden es un vacío del yáng del bazo (脾阳虚, Pí yáng xū), el tratamiento debe priorizar el calentamiento y la movilización del yáng del bazo (温运脾阳, Wēn yùn pí yáng); si el foco del desorden es un vacío del yáng del riñón (肾阳虚, Shèn yáng xū), el tratamiento debe priorizar el calentamiento del riñón y la desinhibición del agua    (温肾利水, Wēn shèn lì shuǐ). En la práctica, se suelen tratar simultáneamente ambos órganos, calentando el riñón y el bazo (温肾暖脾, Wēn shèn nuǎn pí).

c) Ayudar al metal a calmar la madera (佐金平木, Zuǒ jīn píng mù): Este método persigue favorecer el descenso depurativo (肃降, Sù jiàng) del del pulmón con el objetivo de controlar el hígado-madera, es decir, drenar el hígado y clarificar el pulmón (泻肝清肺, Xiè gān qīng fèi). Se utiliza en aquellos casos en que el fuego del hígado daña el descenso depurativo del pulmón, situación que se describe como el fuego de la madera atormenta el metal (木火刑金, Mù huǒ xíng jīn), y que se manifiesta con signos como dolor en los flancos (胁痛, Xié tòng), sabor amargo en la boca (口苦, Kǒu kǔ), tos (咳嗽, Ké sou), mucosidades que contienen sangre (痰中带血, Tán zhōng dài xiě), agitación y malestar (急躁烦闷, Jí zào fán mèn) y un pulso de cuerda y rápido (弦数脉, Xián shuò mài).

d) Drenar el sur y suplementar el norte (泻南补北, Xiè nán bǔ běi): Este método consiste en clarificar y drenar el fuego del corazón (清心泻火, Qīng xīn xiè huǒ) y nutrir el yīn del riñón (养肾阴, Yǎng shèn yīn). En condiciones normales, el corazón y el riñón interactúan (心肾相交, Xīn shèn xiàng jiāo). El corazón reside en el calentador superior y pertenece al fuego. Clásicamente, pertenece al trigrama离,, un trazo yīn entre dos trazos yáng: yīn dentro del yáng. El riñón reside en el calentador inferior y pertenece al agua. Su trigrama es坎, Kǎn, un trazo yáng entre dos trazos yīn: yáng dentro del yīn. El yáng del corazón desciende para calentar el agua del riñón. El yīn del riñón asciende para nutrir el yīn del corazón. En condiciones fisiológicas, el fuego del corazón, o fuego emperador, y el agua del riñón interactúan de esta manera y mantienen un equilibrio. Y ello, como hemos dicho,  recibe el nombre de “el corazón y el riñón interactúan (心肾相交, Xīn shèn xiàng jiāo)”. Pero tanto un agotamiento del yīn del riñón como un fuego intenso del corazón pueden revertir esta situación. Al patrón resultante se le llama genéricamente el corazón y el riñón no interactúan (心肾不交, Xīn shèn bù jiāo) y se manifiesta básicamente en una pérdida del equilibrio entre el yīn y el yáng del organismo. Este patrón puede adquirir dos polaridades y ambas se caracterizan por un fuego intenso del corazón (心火炽盛, Xīn huǒ chì shèng). La primera polaridad, generada por un vacío del yīn del riñón (肾阴虚, Shèn yīn xū); la segunda, por una refulgencia del fuego del corazón (心火旺, Xīn huǒ wàng).  Las manifestaciones pueden ser dolor lumbar y de las rodillas (腰膝酸痛, Yāo xī suān tòng), ansiedad y agitación que conducen al insomnio (心烦不眠, Xīn fán bù mián), emisiones seminales (遗精, Yí jīng)… En general, encontraremos signos de un fuego intenso del corazón (心火炽盛, Xīn huǒ chì shèng) y signos de un vacío del yīn del riñón (肾阴虚, Shèn yīn xū). Drenar el sur (泻南, Xiè nán) implica drenar el fuego del corazón (泻心火, Xiè xīn huǒ). Recordemos la correlación fuego-corazón-sur. Suplementar el norte (补北, Bǔ běi) implica nutrir el yīn del riñón (养肾阴, Yǎng shèn yīn), dada la correlación agua-riñón-norte.

¿Te interesa profundizar en esta temática?

Te sugerimos “El flujo del espíritu humano”, de Eduard Genís Sol.

Puedes encontrarlo en www.medicinachinahoy.net

Esta entrada fue publicada en Métodos de tratamiento. Guarda el enlace permanente.