Las mandarinas 橘子 Jú zǐ

Eduard Genís Sol, julio del 2016

Se trata de una fruta multifacética en cuanto a variedades y en cuanto a su utilización como remedio medicinal. Como alimento, se define así:

Sabor (味): Dulce y ácido.

Naturaleza (性): Tibia.

Tropismo (归经): Pulmón y estómago.

 Acciones e indicaciones (功效主治):

- Transforman las mucosidades y alivian la tos (化痰止咳, Huà tán zhǐ ké), en caso de tos, con mucosidades-calor, generados por calor en el pulmón.

- Rectifican el i armonizan el centro (理气和中, Lǐ qì hé zhōng), en caso de distensión abdominal, náuseas e inapetencia derivados de un estancamiento del del centro.

- Generan fluidos, nutren el yīn del estómago y  alivian la sed (生津液养胃阴止渴, shēng jīn yè yǎng wèi yīn zhǐ kě), en caso de sed o diabetes producidas por un vacío del yīn del estómago.

Contraindicaciones (禁忌): Un exceso de mandarinas o de clementinas puede generar flatulencias, heces desechas y aftas bucales. No hay que consumirlas en caso de mucosidades fluidas, ni en caso de mucosidades-humedad. También están desaconsejadas en caso de diabetes, de úlceras del estómago y de cálculos renales. Y son incompatibles con la leche de vaca, ya que pueden producir diarrea y dolor y distensión abdominal.

 Por otra parte, la monda de la mandarina (橘皮, Jú pí) moviliza el , fortalece el bazo y armoniza el estómago (行气健脾和胃, Xíng qì jiàn pí hé wèi). Se trata de un remedio de la farmacopea china que pertenece al grupo de los que rectifican el   (理气药, Lǐ qì yào). Es útil en caso de un estancamiento del del bazo y del estómago debido a múltiples causas, especialmente a una desarmonía hígado-bazo, a una desarmonía hígado-estómago, a humedad, o a una retención de alimentos, y seca la humedad y transforma las mucosidades (燥湿化痰, Zào shī huà tán), en caso de mucosidades-humedad o mucosidades-frío, tanto en el calentador medio como en el superior. Hay que tener precaución, ya que es dispersante y muy secante, actúa drásticamente, y es irritante para el estómago.

A la parte más externa, la más anaranjada de la monda de la mandarina, sin los filamentos blancos se le llama literalmente ‘el rojo de la mandarina’ (橘红, Jú hóng) y también pertenece al grupo de los que rectifican el   (理气药, Lǐ qì yào). Se trata de la parte más secante y movilizante de esta fruta, a pesar de que no sea demasiado efectiva para armonizar el calentador medio. Picante, amarga, aromática y tibia, penetra en el bazo y el pulmón, y también pertenece al subgrupo de los remedios que rectifican el  (理气药, Lǐ qì yào). Seca la humedad y transforma las mucosidades (燥湿化痰, Zào shī huà tán) y rectifica el y afloja el centro (理气宽中, Lǐ qì kuān zhōng). De 3-10 gramos diarios en decocción.

Asimismo, los filamentos blancos de la mandarina (橘络, Jú luò) también pertenece al grupo de los remedios que rectifican el  (理气药, Lǐ qì yào). Dulces, amargos y neutros, se dirigen al hígado y al pulmón. Poseen una acción suave y sólo actúan a nivel torácico. Movilizan el y liberan los colaterales (行气通络, Xíng qì tōng luò), especialmente en el pecho. Se utilizan en caso de quistes o de mastitis derivadas de mucosidades estancadas en los canales y colaterales y en caso de síndrome premenstrual, y transforman las mucosidades y alivian la tos (化痰止咳, Huà tán zhǐ ké), en caso de mucosidades alojadas en el pulmón, especialmente si causan tos crónica con mucosidades difíciles de expectorar. De 3-10 gramos diarios en decocción.

De otra parte, las hojas del mandarinero (橘叶, Jú yè) son amargas, picantes y neutras, con tropismo hacia el hígado y el estómago. Asimismo, pertenecen al grupo de los remedios que rectifican el  (理气药, Lǐ qì yào). Movilizan el y liberan los colaterales (行气通络, Xíng qì tōng luò), especialmente en el pecho, y se utilizan en caso de quistes o de mastitis. Tienen una acción terapéutica moderada para ello, aunque superior a la de los filamentos blancos de la mandarina (橘络, Jú luò). Además, armonizan el estómago (和胃, Hé wèi), en caso de un reflujo del del estómago. De 3-10 gramos diarios.

Finalmente, la mandarina, cuando todavía está verde y es de tamaño reducido, es un remedio medicinal llamado青皮, Qīng Pí y perteneciente igualmente al grupo de los remedios que rectifican el  (理气药, Lǐ qì yào). Si se utiliza toda la mandarina, recibe el nombre de Xiǎo Qīng Pí (小青皮), que tiene las mismas propiedades, acciones e indicaciones que Qīng Pí. Picante, amarga y tibia, se dirige al hígado, a la vesícula biliar y al estómago. Actúa sobre todo en el calentador medio e inferior. Desbloquea el hígado y rompe el (疏肝破气, Shū gān pò qì), y resuelve muy bien el ‘aspecto físico’ de una sobrepresión del hígado con estancamiento del : distensión y dolor en el pecho y en los flancos, nódulos mamarios, hernia inguinal, escrófula… Además, rompe el y dispersa las concreciones, las conglomeraciones, las acumulaciones y los amontonamientos (破气消症瘕积聚, Pò qì xiāo zhèng jiǎ jī jù), en caso de oclusiones intestinales o de masas abdominales generadas por estancamiento del y/o por estasis de sangre, y dispersa las acumulaciones y transforma el estancamiento (消积化滞, Xiāo jī huà zhì) en caso de una retención de alimentos con estancamiento del , con dolor y distensión en el conducto del estómago y en el abdomen). De 3 a 6 gramos diarios de Qīng Pí rectifican el (理气, qì) y 9 gramos diarios rompen el (破气, Pò qì). Hay que tener precaución ante pacientes con un vacío del o del yīn, ya que su acción es muy dispersante y daña fácilmente el correcto (正气, Zhèng qì). Además, se trata de un hipertensor potente. Hay que tener precaución, también, durante el embarazo.

Todo ello y mucho más está incluido en “Nutrir y tratar con alimentos”, el libro de dietética china que recientemente hemos publicado y que se puede adquirir en www.medicinachinahoy.net.

Esta entrada fue publicada en Alimentos. Guarda el enlace permanente.