El vino y la cerveza 酒和啤酒 Jiǔ hé pí jiǔ

Eduard Genís Sol, abril del 2016

 El vino y la cerveza se consumen masivamente tanto en mi país como en el contexto de Europa. Uno y otro están sometidos a multitud de leyendas dietéticas: que si el vino hace sangre, que si la cerveza engorda…pero ¿cómo los contempla la dietética de la medicina china?, ¿qué acciones atribuye a uno y otro?, ¿son éstas similares? La respuesta es: ¡para nada! Mientras que el vino posee un tibio/caliente, la naturaleza de la cerveza es fresca, y esta diferencia les confiere acciones completamente dispares. Vamos a verlo:

El vino (酒, Jiǔ):

Sabor (味): Picante, dulce y amargo.

Naturaleza (性): Tibia-caliente. Tóxica si no se consume con moderación.

Tropismo (归经): Corazón, hígado, pulmón y estómago.

Acciones e indicaciones (功效主治):

- Calienta y libera los vasos y los canales (温通经脉, Wēn tōng jīng mài), en caso de dolor torácico, dolor precordial o palpitaciones, generados por una estasis de sangre del corazón.

- Calienta el centro y disipa el frío (温中散寒, Wēn zhōng sàn hán), en caso de dolor y sensación de frío en el abdomen, producidos por frío en el estómago.

- Disipa el viento y elimina la humedad (祛风除湿, Qū fēng chú shī), relaja los tendones (舒筋, Shū jīn) y elimina el dolor del impedimento (除痹痛, Chú bì tòng), en caso de un impedimento por viento-frío-humedad.

- Guía la acción de los remedios medicinales hacia la parte superior del cuerpo, hacia el exterior y hacia las extremidades. Además, algunos remedios tostados con vino de arroz (酒炙, Jiǔ zhì) incrementan su capacidad de activar la sangre.

El vino y los licores se consumen como aperitivo, en la mesa, en platos cocinados, o en forma de vino medicinal (药酒, Yào jiǔ).

Contraindicaciones (禁忌): Su toxicidad se manifiesta a partir de de un gramo por quilo de peso y día. No conviene en caso de hipertensión arterial, hepatitis, cirrosis, tuberculosis pulmonar, diabetes, gota, ni en un contexto de calor interno.

Cuando ejerce como coadyuvante líquido en los procedimientos de transformación (炮制, Páo zhì) propios de la farmacopea china, el vino amarillo de arroz (黄酒, Huáng jiǔ), dulce, picante y de naturaleza muy caliente, libera los canales (通经, Tōng jīng) y activa la circulación en los colaterales (活络, Huó luò), modera la naturaleza fría de determinados remedios, dirige las acciones de los remedios hacia la parte superior del cuerpo y desodoriza.

La cerveza (啤酒, jiǔ):

 Sabor (味): Dulce y amargo.

Naturaleza (性): Fresca.

Tropismo (归经): Estómago y riñón.

 Acciones e indicaciones (功效主治):

- Dispersa la retención de alimentos (消食, Xiāo shí), en caso de una indigestión producida por una retención de alimentos.

- Elimina la humedad y desinhibe la orina (祛湿利尿, Qū shī lì niào), en caso de oliguria o disuria generadas por humedad-calor en el calentador inferior.

Contraindicaciones (禁忌): La naturaleza fresca de la cerveza y su carácter humedecedor la contraindican en caso de un vacío del yáng del centro.

Todo ello y mucho más está incluido en “Nutrir y tratar con alimentos”, el libro de dietética china que recientemente hemos publicado y que se puede adquirir en www.medicinachinahoy.net.

Esta entrada fue publicada en Alimentos. Guarda el enlace permanente.