Emplasto para aliviar el dolor de golpes y caídas 跌打止痛膏 Diē dǎ zhǐ tòng gāo

Eduard Genís Sol, mayo del 2015

“Golpes y caídas” (跌打, Diē dǎ) es una expresión equivalente a lesiones traumáticas, y este emplasto ayuda a resolverlas. Adicionalmente, también es aplicable en caso de moretones -sea cual sea su causa-, que desaparecen con bastante velocidad tras su aplicación. Su uso es simple: se recorta a medida, se extiende directamente sobre el área afectada (contusionada, magullada, hinchada, cianótica y dolorosa) y se renueva diariamente tras limpiar la zona concernida. Se trata de un elemento adjunto a un eventual tratamiento principal y no interfiere con éste, lo complementa.

Una lesión traumática comporta una severa estasis de sangre, responsable de la inflamación y de la coloración morada. Además, claro, hay una fractura de huesos y/o de ligamentos que hay que reparar y, en el horizonte, una probable infección si ésta no se ataja. Este emplasto actúa sobre todo ello y contribuye a curar la fractura, reparar los huesos y los ligamentos, resolver la hinchazón y la estasis de sangre, promover la cicatrización de los tejidos afectados y a prevenir la eventual infección (calor tóxico en términos de medicina china)

Acciones e indicaciones  功效主治  Gōng xiào zhǔ zhì

Clarifica el calor y resuelve la toxicidad (清热解毒, Qīng rè jiě dú)

- Rompe y activa la sangre (破血活血, xuè huó xuè)

- Une los ligamentos y los huesos (接骨续筋, Jiē gǔ xù jīn)

 Composición de la fórmula  方剂配伍   Fāng jì pèi wǔ

(Shēng) Jīn Yín Huā + Zhè Chóng + (Duàn) Lóng Gǔ + Hóng Huā + (Jiǔ zhì) Dà Huáng + Pú Gōng Yīng + Zhī Zǐ + (zhì) Mò Yào + Ér Chá + Xuè Jié + (Shā chǎo) Gǔ Suì Bǔ + (Jiǔ zhì) Xù Duàn.

Explicación de la composición de la fórmula  方剂组成   Fāng jì zǔ chéng

(Shēng) Jīn Yín Huā + Pú Gōng Yīng + Zhī , a ‘grosso modo’, clarifican el calor y resuelven la toxicidad (清热解毒, Qīng rè jiě dú), previniendo, con ello, la infección.

Zhè Chóng + (zhì) Mò Yào + (Jiǔ zhì) Dà Huáng + Hóng Huā + Ér Chá + Xuè Jié rompen y activan la sangre (破血活血, xuè huó xuè).

(Duàn) Lóng Gǔ y Xuè Jié promueven la cicatrización.

(Shā chǎo) Gǔ Suì Bǔ + (Jiǔ zhì) Xù Duàn unen los ligamentos y los huesos (接骨续筋, Jiē gǔ xù jīn) y trabajan en la reparación del traumatismo.

Individualmente, las acciones de cada uno de estos remedios son las siguientes:

Jīn Yín Huā: La madreselva es dulce, fría y con tropismo hacia el pulmón, el estómago, el intestino grueso y el corazón. Sin cocción (生, Shēng) o salteada al amarillo (炒黄, Chǎo huáng), clarifica el calor y resuelve la toxicidad (es el remedio con un espectro de aplicación más amplio para ello). Puede prescribirse para tratar cualquier desorden derivado de calor tóxico. Tiene una acción antibacteriana y antiviral.

Dà Huáng: El ruibarbo es amargo y frío, se dirige hacia el bazo, el estómago, el intestino grueso, el hígado y el corazón. Tostado con vino (酒炙, Jiǔ zhì) activa la sangre y dispersa la estasis (en cuadros de desórdenes mentales, o de ausencia de reglas, o de dolor abdominal del posparto, o de golpes y caídas…).

Pú Gōng Yīng: El diente de león es amargo, dulce y frío. Su tropismo es hacia el hígado y el estómago y se utiliza siempre sin cocción (生, Shēng). Clarifica el calor, resuelve la toxicidad y dispersa los abscesos y los bultos (mastitis, nódulos subcutáneos, abscesos pulmonares e intestinales, ojos hinchados y enrojecidos, garganta hinchada y enrojecida…).

Zhī : Las semillas de gardenia son amargas y frías. Su tropismo es hacia el corazón, el pulmón, el estómago y el triple calentador. Sin cocción (生, Shēng), clarifican el calor, resuelven la toxicidad,  dispersan la inflamación y alivian el dolor producido por los abscesos tóxicos.

Zhè Chóng: Esta cucaracha es salada, fría, ligeramente tóxica, y penetra en el hígado. Rompe la sangre, expulsa la estasis y une los tendones y los huesos (en caso de golpes y caídas, menstruaciones bloqueadas, concreciones y acumulaciones, fibromas uterinos…). Se trata de un remedio propio de la traumatología y de la ginecología.

(zhì) Mò Yào: La mirra es picante, amarga, neutra y se dirige al corazón, al hígado y al bazo. Salteada al amarillo (炒黄, Chǎo huáng) o bien tostada con vinagre de arroz  (醋炙, zhì), activa la sangre, alivia el dolor y dispersa la hinchazón y regenera las carnes.

 Hóng Huā: La flor de cártamo es picante y ligeramente tibia. Se dirige al hígado y al corazón y se utiliza siempre sin cocción (生, Shēng). Activa la sangre, disipa la estasis y alivia el dolor (cualquier tipo de dolor generado por una estasis de sangre: dolor torácico, en el conducto del estómago, en los flancos, concreciones y acumulaciones, golpes y caídas, dolor precordial, o abscesos que no pueden erupcionar).

Ér Chá: El catechu es amargo, astringente y fresco, penetra en el pulmón y se utiliza siempre sin cocción (生, Shēng). Por vía externa, absorbe la humedad y cierra las llagas (en caso de llagas/úlceras que no consiguen cerrarse o de úlceras húmedas).

Xuè Jié: El crotón es dulce, salado y neutro. Se dirige al corazón y al hígado y se utiliza siempre sin cocción (生, Shēng). Activa la sangre y trata las contusiones (golpes y caídas, dolor en la región del corazón por estasis, menstruaciones bloqueadas o dolorosas, dolor abdominal del posparto) y detiene las hemorragias y regenera los tejidos (en aplicación tópica para tratar heridas externas y las úlceras crónicas que no curan).

(Duàn) Lóng Gǔ: Los huesos fosilizados son dulces, astringentes y neutros. Su tropismo preferencial es el corazón, el hígado y el riñón. Calcinados (煅, Duàn), cierran las llagas, absorben la humedad y regeneran las carnes (en caso de eczemas o de llagas que no curan).

Gǔ Suì Bǔ: El rizoma de drynaria es amargo y tibio, con tropismo hacia el hígado y el riñón. Salteado con arena (砂炒, Shā chǎo), activa la sangre y une los tendones y los huesos (es un remedio excelente para soldar las fracturas óseas y el desgarre de los tendones en caso de golpes y caídas, de lesiones de tendones y de huesos -con estasis de sangre e hinchazón- y para tratar la osteoporosis, ya que regenera los huesos).

(Jiǔ zhì) Xù Duàn: La raíz de dipsaco es amarga, dulce, picante y ligeramente tibia. Su tropismo es hacia el hígado y el riñón. Tostada con vino  (酒炙, Jiǔ zhì), activa la sangre, dispersa la estasis y une los tendones y los huesos (acelera la curación de las fracturas óseas y/o ligamentosas y trata la osteoporosis).

Esta entrada fue publicada en Fórmulas & prescripciones. Guarda el enlace permanente.