Las fórmulas que suplementan el yīn 补阴剂 Bǔ yīn jì

Eduard Genís Sol, mayo del 2014

Tras diagnosticar un vacío de yīn del paciente, lo primero que debemos preguntarnos es si éste genera calor por vacío del yīn o no. La píldora de los seis ingredientes con rehmannia (六味地黄丸, Liù wèi dì huáng wán) focaliza poco en este aspecto, en cambio, la píldora de anemarrhena y felodendron con rehmannia (知柏地黄丸, Zhī bǎi dì huáng wán), la píldora para la gran suplementación del yīn (大补阴丸, Dà bǔ yīn wán) y la decocción de angélica y los seis amarillos (当归六黄汤, Dāng guī liù huáng tāng) sí lo hacen con mayor intensidad.

Si el paciente presenta muchos signos de calor vacío, y su principal queja es la transpiración ladrona, vale la pena considerar la modificación de la decocción de angélica y los seis amarillos. Si sus signos de calor vacío son más moderados, o su queja principal no es la transpiración ladrona (盗汗, Dào hàn), entonces la píldora para la gran suplementación del yīn o la píldora de anemarrhena y felodendron con rehmannia pueden ser las fórmulas escogidas para modificar.

¿Qué diferencias presentan entre sí estas fórmulas que enriquecen el yīn y clarifican el calor vacío? La píldora para la gran suplementación del yīn es la que tiene menos componentes y la menos compleja de ellas. Está integrada por sólo cuatro remedios: Shú Dì Huáng, Guī Bǎn, Zhī Mǔ, y Huáng Bò, a los que se suele incorporar médula de cerdo para reforzar su acción nutriente. Creada por Zhū Dān Xī (朱丹溪), fue justamente esta fórmula la que popularizó el uso de Guī Bǎn, el plastrón de tortuga, como nutriente del yīn. Guī Bǎn es un remedio – que en medicina china se describe como un producto de carne y sangre (血肉之品, Xuè ròu zhī pǐn) – que sojuzga el yáng, enriquece el yīn y refuerza los huesos. Zhī Mǔ, Huáng Bò, y Shú Dì Huáng son la base de la píldora de anemarrhena y felodendron con rehmannia, pero esta última fórmula además contiene Mǔ Dān Pí, Fú Líng, Zé Xiè, Shān Yào y Shān Zhū Yú que, a la vez, son los integrantes de la píldora de los seis ingredientes con rehmannia, la fórmula matriz que equilibra el enriquecimiento del yīn con el drenaje del calor generado por el vacío del yīn. De manera que la píldora de anemarrhena y felodendron con rehmannia, pone mayor énfasis en clarificar el calor, y la píldora para la gran suplementación del yīn equilibra la clarificación con la nutrición del yīn. Adicionalmente, la píldora de anemarrhena y felodendron con rehmannia encajará mejor en pacientes que presenten un vacío del del bazo, debido a que parte de sus integrantes, Fú Líng y Shān Yào, lo suplementan. Y la píldora para la gran suplementación del yīn focaliza particularmente en los huesos, ya que, aparte de tratar el calor en los huesos, también los refuerza.

¿Y si el paciente no presenta signos de calor vacío? En este caso, la píldora del doble supremo (二至丸, Èr zhì wán) podría ser una base de partida excelente para modificar. Contiene solamente dos remedios, Nǚ Zhēn Zǐ y Hàn Lián Cǎo. Ambos remedios se cosechan en sendos equinoccios, Nǚ Zhēn Zǐ en otoño y Hàn Lián Cǎo en primavera, de ahí que la fórmula constituida por estos dos únicos integrantes reciba el nombre de la píldora del doble supremo. Esta fórmula presenta la ventaja de que nutre el yīn de forma gradual y sin causar estancamiento, de manera que es ideal para aquellos pacientes que presenten cuadros de vacío del bazo con carga de humedad, y es particularmente adecuada para tratar desórdenes de los ojos y de los cabellos. La parte negativa es que su efecto es lento; la positiva es que puede tomarse durante un período de tiempo prolongado y va nutriendo suavemente el yīn sin estancar.

Comparadas con la píldora del doble supremo, fórmulas como la píldora de los seis ingredientes con rehmannia y la píldora para restaurar el izquierdo (左归丸, Zuǒ guī wán) tienen mayor potencia terapéutica y, por lo tanto, mayor inmediatez en los resultados. Ahora bien, la inclusión de Shú Dì Huáng en ambas fórmulas hace que éstas sean difíciles de digerir por pacientes con un bazo débil, que es la condición estándar de los pacientes occidentales. La gran capacidad de Shú Dì Huáng para nutrir la sangre y enriquecer el yīn lo convierte, paradójicamente, en su mayor problema. Para corregirlo, es prudente incluir Shā Rén en cualquier prescripción que contenga Shú Dì Huáng, ya que este remedio moviliza el y seca la humedad, y ambas acciones contrarrestan el efecto obstruyente de Shú Dì Huáng.

La píldora de los seis ingredientes con rehmannia, una fórmula pediátrica en sus orígenes, combina tres remedios que nutren el yīn, Shú Dì Huáng, Shān Zhū Yú y Shān Yào, con otros tres, Mǔ Dān Pí, Fú Líng y Zé Xiè, que clarifican el calor por vacío y lo eliminan a través de la orina. A partir de esta fórmula, han surgido muchas otras que, en definitiva, no son más que una modificación de la píldora de los seis ingredientes con rehmannia, para enfatizar en otras realidades, tal y como veremos más adelante.

La píldora para restaurar el izquierdo (el izquierdo significa el yīn del riñón) focaliza en la nutrición, pero advirtamos que también incluye remedios que suplementan el yáng, como Lù Jiǎo Jiāo y Tú Sī Zǐ. ¿Por qué? La respuesta es simple: se busca el yīn en el yáng.

Esta entrada fue publicada en Fórmulas & prescripciones. Guarda el enlace permanente.