Las causas y los mecanismos patológicos de las enfermedades 病因病机 Bìng yīn bìng jī

Eduard Genís Sol, diciembre del 2013.

En medicina china, el diagnóstico se especifica en dos apartados: el primero es la identificación de la enfermedad (辨病, Biàn bìng) y el segundo la identificación de patrones (辨证, Biàn zhèng). Y todo ello a partir de los cuatro exámenes (四诊, Sì zhěn) que, en definitiva, no son más que una toma de datos previa.

Sabemos que una enfermedad puede derivar de diferentes patrones, y que un patrón puede configurar diferentes enfermedades. Y el proceso de identificar primero la enfermedad y después los patrones es ideal para diseñar los métodos de tratamiento (治则, Zhì zé) – que conllevan las estrategias terapéuticas para eliminar la enfermedad – adecuados para aplicar la terapia correspondiente. El problema es que este proceso no proporciona información sobre el origen, el desarrollo y la potencial progresión de la enfermedad. Para encontrar esta información, tenemos que acudir a otros dos parámetros: las causas de las enfermedades (病因, Bìng yīn) y sus mecanismos patológicos (病机, Bìng jī).

Las causas de las enfermedades  病因  Bìng yīn

Son las razones por las cuales las enfermedades aparecen. Y hay dos tipos de causas: las primarias y las secundarias. Las primarias se producen cuando una persona en buen estado de salud enferma. En este caso, se habla de las tres causas (三因, Sān yīn), que son las causas externas (外因, Wài yīn), las causas internas (内因, Nèi yīn) y las causas ni internas ni externas (不内外因, Bù nèi wài yīn).

Las causas externas son los seis excesos ambientales (六淫, Liù yín) más el pestilente (疠气, Lì qì). Los seis excesos son el viento (风, Fēng), el frío (寒, Hán), la humedad (湿, Shī), la canícula (暑, Shǔ), la sequedad (燥, Zào) y el fuego (火, Huǒ).

Las causas internas son los siete sentimientos o las siete pasiones (七情, Qī qíng). Son: la alegría (喜, ), la cólera (怒, ), el pensamiento (思, ), la ansiedad (忧, Yōu), la tristeza (悲, Bēi), el miedo (恐, Kǒng) y el espanto (惊, Jīng).

Las causas ni internas ni externas constituyen una lista indeterminada que, tradicionalmente, agrupa la dieta (饮食, Yǐn shí), el estilo de vida (动静, Dòng jìng), las mucosidades (痰, Tán) y la estasis de sangre (血瘀, Xuè yū), pero a las que también pueden añadirse la excesiva actividad sexual, las radiaciones, el tabaquismo, los traumatismos, la yatrogénesis y un amplio etcétera de factores.

Las causas secundarias de las enfermedades se producen cuando una persona que ya está enferma genera un proceso paralelo de enfermedad. Es decir, su enfermedad incorpora los mecanismos patológicos necesarios para producir otra. Genéricamente, también hay tres causas secundarias de las enfermedades: el agua humedad (水湿, Shuǐ shī), las mucosidades fluidas (痰饮, Tán yǐn) y la estasis de sangre (血瘀, Xuè yū).

Los mecanismos patológicos  病机  Bìng jī

Hacen referencia al mecanismo productor de las enfermedades, a su desarrollo y a su transformación. Es decir, a su evolución dinámica y a su progresión.

De manera que las enfermedades y los patrones expresan el estado actual de una desarmonía, las causas de las enfermedades (病因, Bìng yīn) nos explican su origen, y los mecanismos patológicos (病机, Bìng jī) nos dicen lo que sucedió entremedio y lo que podemos esperar que ocurra en el futuro. Conocer el número máximo posible de mecanismos patológicos no sólo es muy útil, sino también indispensable, ya que nos hace ver lo que podemos esperar que suceda a continuación, es decir, nos proporciona una idea de la posible dinámica de la enfermedad (病势, Bìng shì) que permite que nos anticipemos a los sucesos para impedir su progresión patológica. De manera que recomiendo un estudio en profundidad de la teoría de la patogénesis (病机学说, Bìng jī xué shuō).

Esta entrada fue publicada en Mecanismos patológicos. Guarda el enlace permanente.