Devolver el fuego a su origen/ Los remedios que hacen descender el fuego ministerial

Eduard Genís Sol, octubre del 2013

El fuego ministerial (相火, Xiāng huǒ) es el fuego de la puerta de la vida (命门, Mìng mén). Asociado con el yáng del riñón (阳, Shèn yáng) – y conjuntamente con el fuego emperador  (君火, Jūn huǒ) – calienta las vísceras y las entrañas (脏腑, Zàng fǔ) y es el catalizador de todas las transformaciones que ocurren en el cuerpo. Ambos fuegos avivan el yáng Qì de cada órgano interno para que éste pueda realizar sus funciones adecuadamente.

Pero cuidado, porque el fuego ministerial sólo es saludable y beneficioso cuando permanece tranquilo (平, Píng) en el calentador inferior (下焦, Xià jiāo). Si por alguna razón se agita y se convierte en excesivo, el fuego y el yáng se elevan y queman todo a su paso. Y en caso de calor en el calentador inferior, tanto si es calor plenitud (实热, Shí rè) como si es calor vacío (虚热, ) generado por un vacío del yīn del riñón y del hígado, se puede producir un ascenso frenético del fuego ministerial (相火妄动, Xiāng huǒ wàng dòng), estimulado por cualquiera de estas dos fuentes de calor. Y el problema es que un ascenso del fuego ministerial desde el calentador inferior hasta la parte superior del cuerpo arrasa con todo lo que encuentra a su paso, y se puede manifestar con vértigo, cefalea, visión borrosa, acúfenos, sordera, irritabilidad, sueños profusos, calor en la cara, pecho y palmas de las manos, libido excesiva, emisiones seminales y eyaculación precoz. No pasa desapercibido.

Por otra parte, la vertiente fisiológica del fuego ministerial cubre tanto la transformación del (气化, Qì huà), como la generación y la transformación (生化, Shēng huà). La primera de estas funciones comporta que sea el fuego ministerial el que transforme el agua del riñón. La segunda, que realice la maduración y la fermentación del agua y de los cereales, es decir, que posibilite que el calentador medio lleve a cabo buenas digestiones y asimilaciones de los alimentos y las bebidas. Y la vida y la muerte del ser humano dependen de estas funciones, ya que si el fuego ministerial eventualmente se debilitara, el calentamiento, la movilización y las transformaciones también lo harían, y los órganos más afectados serían el corazón, el bazo y el riñón. Si la debilidad fuera ligera, se produciría un vacío de y/o de sangre. Si fuera seria, uno de yáng. Tanto el vacío de como el de sangre pueden generar calor. El mecanismo patológico de este calor deriva del hecho de que si hay un vacío de , la sangre, de naturaleza yīn, no se genera adecuadamente, situación que acaba generando un vacío de y de sangre. Si hay un vacío de sangre, se produce un desequilibrio yīn-yáng que genera calor.

Adicionalmente, un ascenso hiperactivo del fuego ministerial (相火上亢, Xiāng huǒ shàng kàng) puede quemar el yīn y el del pulmón, el del bazo, el del estómago, el del hígado y el del riñón, puede generar un viento interno (内风, Nèi fēng) o, incluso, puede perturbar el espíritu del corazón (神心, Shén xīn) entre otras consecuencias.

¿Qué factores pueden desencadenar un ascenso hiperactivo del fuego ministerial? Básicamente, dos grandes bloques:

1º) La humedad-calor (湿热, Shī) que eventualmente pueda descender al calentador inferior añadirá calor al fuego ministerial. Además, dañará el yīn del riñón y el del hígado, lo cual generará calor vacío que, a la vez, también agitará el fuego ministerial.

2º) Todo aquello que excite los movimientos del en el organismo puede agitar el fuego ministerial:

  • El exceso de actividad física (deportistas, trabajos de fuerza).
  • El exceso de actividad intelectual.
  • Los excesos sexuales (demasiado o demasiado poco).
  • El exceso de alcohol, de drogas duras o de diseño.
  • El exceso de sustancias medicamentosas, el de café, el de tabaco, el de cannabis.
  • Toda hiperactividad de los órganos internos también puede agitar el fuego ministerial, por el hecho de que éste está relacionado con el yáng de las vísceras y de las entrañas. Recordemos que el fuego de la puerta de la vida (命门火, Mìng mén huǒ) es la fuente de todo el yáng del organismo. Ello quiere decir que el yáng de todos los órganos internos es suplementado por el fuego ministerial. Si el yáng de cualquier víscera o entraña se vuelve hiperactivo por la razón que sea, ello puede provocar una agitación y un ascenso hiperactivo del fuego ministerial (相火上亢, Xiāng huǒ shàng kàng). Y es a partir de este mecanismo que todas las emociones excesivas (los sentimientos) pueden agitar el fuego ministerial.

¿Cuáles son las consecuencias de una agitación del fuego ministerial?

1ª) El del calentador medio (el del bazo, en este caso) y el fuego ministerial son antagonistas cuando se encuentran en un mismo lugar. De manera que el fuego ministerial quema el del bazo, con lo cual una acumulación de fuego ministerial en el calentador medio daña el del bazo. Por lo tanto, la primera consecuencia sería generar un vacío de del bazo. Este vacío probablemente acabará produciendo humedad. Ésta estancará el , lo cual, con el tiempo, generará calor. Este calor se asociará con la humedad para producir humedad-calor. La humedad-calor descenderá al calentador inferior donde, además de consumir el yīn del riñón, agitará el fuego ministerial y retroalimentará el proceso descrito.

2ª) Si el fuego ministerial asciende bruscamente al calentador superior podría dejar vacío el calentador inferior y, como consecuencia, un vacío de yáng del riñón. En este caso, nos encontraríamos con un patrón de frío abajo y calor arriba. Adicionalmente, un vacío de yáng del riñón puede dar lugar a un vacío de yáng del bazo, con lo cual se generaría otro mecanismo que retroalimentaría el proceso descrito. Finalmente, el fuego que asciende quemaría a su paso el y el yīn del hígado, del bazo, del estómago, del corazón y del pulmón, generando así toda clase de desórdenes

3ª) Si el fuego ministerial asciende bruscamente al calentador superior, puede desviarse hacia el canal del yáng supremo (太阳, Tài yáng). En este caso, ascendería por el canal del yáng supremo y por el vaso gobernador (督脉, Dū mài) y provocaría una obstrucción de la parte superior de la espalda, hombros, cuello, cara, región submaxilar o pecho. El hecho de que el canal del yáng supremo contenga mucha sangre y escaso (太阳多血少气, Tài yáng duō xiě shào qì) y de que el vaso gobernador sea una vía de ascenso del yáng Qí facilitan la situación.

¿Qué signos delatan un ascenso hiperactivo del fuego ministerial?

 Un ascenso hiperactivo del fuego ministerial  (相火上亢, Xiāng huǒ shàng kàng) no es precisamente discreto y puede comportar los siguientes signos:

Sobrexcitación sexual. El fuego ministerial está asociado a la puerta de la vida (命门, Mìng mén), al yáng del riñón. Si el fuego ministerial es excesivo, el yáng del riñón también lo será, excepto si es concomitante con un vacío del yáng del riñón, o bien si el ascenso del fuego ministerial hacia la parte superior es tan brutal que deja vacía la parte inferior.

- Eyaculación precoz. Es el dinamismo del yáng el que acelera el proceso.

- Tufaradas de calor que remontan (tanto en mujeres como en hombres) y enrojecen la cara repentinamente.

- Agitación. Puede haber excitación mental o física. No se trata de una condición tranquila.

- Sensación de calor en la parte superior y de frío en la inferior. Por ejemplo, sensación de calor en la cabeza y de frío en los pies, o agitación del espíritu acompañada de diarrea líquida.

- Rigidez y/o dolor en la parte superior de la espalda y el cuello.

- Sed, aunque no es sistemático.

- Lengua con una, dos o tres pápulas en la raíz, con saburra amarillenta y grasienta en la misma zona lingual. Todo ello por la humedad-calor en el calentador inferior que suele estar asociada con el ascenso hiperactivo del fuego ministerial.

- Lengua roja y/o con puntos rojos en los bordes y/o en la punta, debido al hecho de que el fuego ministerial tiene tendencia a ascender y a quemar el hígado y el corazón.

- Pulso superficial (浮, ) + rápido (数, Shuò).

¿De qué métodos de tratamiento y de qué remedios clave disponemos para tratar un ascenso hiperactivo del fuego ministerial?

 Los métodos de tratamiento deben incluir necesariamente en todos los casos devolver el fuego a su origen (引火归原 , Yǐn huǒ guī yuán), que comporta hacer descender el fuego ministerial y conducirlo a su procedencia, a la puerta de la vida (命门, Mìng mén). Para ello, tendremos que utilizar remedios que hagan descender el fuego ministerial (降相火药, Jiàng xiāng huǒ yào). Los principales son los siguientes: (Yán Zhì) Zhī Mǔ, (Yán Zhì) Huáng Bò, Mǔ Dān Pí, Xuán Shēn, Hú Huáng Lián, (Yán Zhì) Zé Xiè, Ròu Guì, (Shēng) Huái Niú Xī, (Shēng) Chuān Niú Xī y (Shēng) Tiān Mén Dōng.

知母 Zhī Mǔ: Amargo, dulce y frío. Tropismo hacia el pulmón, el estómago y el riñón. Sin cocción (生, Shēng) clarifica el calor y drena el fuego (calor en el pulmón, calor en yáng míng entraña, calor en el aspecto …) Para dirigirlo al calentador superior es mejor tostado con vino (酒炙, Jiǔ Zhì). Tostado con una solución salina (盐炙, Yán Zhì) enriquece el yīn del riñón y hace descender el fuego ministerial (para ello, se asocia con Huáng Bò). Salteado con salvado de trigo (麸炒, Chǎo) enriquece el yīn y humedece la sequedad (calor o sequedad en el pulmón o en los intestinos. Se suele asociar, en el primer caso, con Chuān Bèi Mǔ). 6-12 gramos diarios.

黄柏 Huáng Bò: Amargo y frío. Tropismo hacia el riñón, el intestino grueso y la vejiga. Sin cocción (生, Shēng) clarifica el calor y seca la humedad (ictericia, leucorrea, disuria, diarrea…), drena el fuego y resuelve la toxicidad (septicemia, disentería, inflamaciones piógenas…). Tostado con una solución salina (盐炙, Yán Zhì) modera el calor vacío, ya que drena el fuego ministerial (fiebre nocturna, calor en los huesos…). 5-10 gramos diarios.

牡丹皮 Mǔ Dān Pí: Amargo, picante y ligeramente frío. Tropismo hacia el corazón, el hígado y el riñón. Sin cocción (生, Shēng) clarifica el calor y refresca la sangre (calor penetrando en los aspectos construcción-sangre, estadios avanzados de enfermedades de la tibieza con fiebre elevada), y sirve tanto para tratar el calor en la sangre como para tratar el calor en el aspecto sangre. Para detener las hemorragias por calor en la sangre la transformación adecuada es salteado al negro (炒炭, Chǎo Tàn). Además, salteado al amarillo (炒黄, Chǎo Huáng) activa la sangre, transforma la estasis y calma el dolor (menstruaciones dolorosas o bloqueadas, masas abdominales, traumatismos, apendicitis). Hace descender el fuego por un vacío del yīn del hígado y del riñón y trata específicamente el calor en los huesos sin transpiración (trata sobre todo la efusión de calor vespertina sin transpiración. Di Gǔ Pí la trata cuando hay transpiración) y, además, refresca la sangre y hace descender el fuego ministerial. 6-12 gramos diarios.

玄参 Xuán Shēn: Amargo, dulce, salado y frío. Tropismo hacia el pulmón, el estómago y el riñón. Siempre sin cocción (生, Shēng). Clarifica el calor y refresca la sangre (calor en el aspecto construcción, calor en el pericardio, estreñimiento. Trata sobre todo la fiebre, no las hemorragias), drena el fuego y resuelve la toxicidad (especialmente inflamaciones de la garganta y el calor tóxico a nivel de la piel), enriquece el yīn (del pulmón, del estómago y del riñón) y hace descender el fuego ministerial (sed, hemoptisis, calor en los huesos, dolor de garganta). Ablanda los endurecimientos, sobre todo por mucosidades-fuego (bocio, nódulos subcutáneos, ganglios inflamados…). 10-15 gramos diarios.

胡黄连 Hú Huáng Lián: Amargo y frío. Tropismo hacia el hígado, el estómago, el corazón y el intestino grueso. Siempre sin cocción (生, Shēng). Hace descender el calor vacío y trata la efusión de calor y el calor en los huesos derivado de calor latente, ya que, simultáneamente, refresca la sangre. También trata el raquitismo infantil (疳, Gān). Hace descender el fuego ministerial y elimina la humedad-calor del estómago e intestinos (disentería y hemorroides). 3-10 gramos diarios.

泽泻  Zé Xiè: Dulce, neutro y frío. Tropismo hacia el riñón y la vejiga. Sin cocción (生, Shēng) desinhibe el agua, filtra la humedad y drena el calor (estranguria, hinchazones de agua, leucorrea, diarrea…por humedad-calor). Tostado con una solución salina (盐炙, Yán Zhì) hace descender el fuego ministerial (vacío del yīn del riñón con hiperactividad del fuego ministerial, que genera espermatorrea, agitación, calor en la parte superior…). 5-10 gramos diarios.

肉桂 Ròu Guì: Picante, dulce y caliente. Tropismo hacia el riñón, la vejiga, el bazo, el corazón y el hígado. Siempre sin cocción (生, Shēng). Penetra en el aspecto sangre (血分, Xuè fēn). Es el remedio más caliente junto con Fù Zǐ y Gān Jiāng. Suplementa el fuego y asiste al yáng (debilidad del fuego de mìng mén (命门), con impotencia, frío en el útero, disnea, palpitaciones, lumbalgia, micciones frecuentes… Asimismo, conduce el fuego a su origen en casos de yáng Qì flotando hacia la parte superior (阳气浮越于上, Yáng qì fú yuè yú shàng), que se caracterizan con manifestaciones de calor en la parte superior (sofocos, insomnio, aftas, dolor de garganta crónico) y manifestaciones simultáneas de frío en la parte inferior (lumbalgia, piernas frías, falta de deseo sexual…). Una posibilidad de tratamiento es un emplaste en polvo de Ròu Guì macerado con un poco de vinagre y aplicado sobre el punto de acupuntura Yǒng quán (涌泉). Otra, es asociar Ròu Guì + Rén Shēn+ Shān Zhū Yú + Wǔ Wèi Zǐ + Mǔ Lì + Shú Dì Huáng + Shān Yào + Nǚ Zhēn Zǐ). Disipa el frío y alivia el dolor (frío en el estómago, vacío del yang del bazo y del riñón, úlceras subcutáneas de tipo yīn, lumbalgia, impedimento por frío o por frío-humedad, hernia inguinal por frío (寒疝, Hán shàn), con dolor abdominal). Calienta los canales (y las menstruaciones) y libera los vasos (o, expresado de otra manera, calienta las menstruaciones y libera los canales, con dolor menstrual y ausencia de menstruaciones por frío en el vaso penetrante (冲脉, Chōng mài) y en el vaso controlador (任脉, Rèn mài),). Adicionalmente, una pequeña cantidad de Ròu Guì (1-2 gramos) se puede añadir a las prescripciones que suplementen el y nutran la sangre, ya que potencia su generación. 3 a 5 gramos diarios (1-2 gramos diarios en polvo). Contraindicado en cuadros de calor plenitud, en cuadros de vacío de yīn con fuego, en hemorragias por calor en la sangre, y durante el embarazo. Teme a Chì Shí Zhī (赤石脂).

怀牛膝 Huái Niú Xī: También llamado simplemente 牛膝Niú Xī. Amargo, ácido, dulce y neutro. Tropismo hacia el hígado y el riñón. Tostado con vino  (酒炙, Jiǔ Zhì) activa la sangre y libera las menstruaciones (estasis de sangre con menstruaciones dolorosas, o irregulares, o bloqueadas, o dolor abdominal del posparto; golpes y caídas. Tiene la habilidad de conducir la sangre hacia abajo). Tostado con una solución salina (盐炙, Yán Zhì) suplementa el hígado y el riñón y refuerza los tendones y los huesos (impedimento recalcitrante o lumbalgia y dolor en las rodillas por un vacío del hígado y del riñón). Salteado al negro (炒炭, Chǎo Tàn) desinhibe la orina y libera la estranguria (sobre todo la estranguria con hematuria o xuè lín). Sin cocción (生, Shēngconduce el fuego y la sangre hacia abajo (fuego del estómago, con aftas, glositis, encías hinchadas y sangrientas, gingivitis; o un ascenso hiperactivo del yáng del hígado, con cefalea, mareos, vértigo, acufenos, epistaxis, vómitos de sangre). Huái Niú Xī es un vector de la parte inferior del cuerpo, sobre todo, de lumbares, rodillas y pies. 6-15 gramos diarios. Contraindicado durante el embarazo y en caso de menstruaciones profusas.

川牛膝 Chuān Niú Xī: Amargo, ácido, dulce y neutro. Tropismo hacia el hígado y el riñón. Tostado con vino (酒炙, Jiǔ Zhì) activa la sangre y libera las menstruaciones (estasis de sangre con menstruaciones dolorosas, o irregulares, o bloqueadas, o dolor abdominal del posparto; golpes y caídas. Tiene la habilidad de conducir la sangre hacia abajo). Salteado al negro (炒炭, Chǎo Tàn) desinhibe la orina y libera la estranguria (sobre todo la estranguria con hematuria o xuè lín). Sin cocción (生, Shēng) conduce el fuego y la sangre hacia abajo (fuego del estómago, con aftas, glositis, encías hinchadas y sangrientas, gingivitis; o un ascenso hiperactivo del yáng del hígado, con cefalea, mareos, vértigo, acufenos, epistaxis, vómitos de sangre). Chuān Niú Xī es un vector de la parte inferior del cuerpo, sobre todo, de lumbares, rodillas y pies. 6-15 gramos diarios. Contraindicado durante el embarazo y en caso de menstruaciones profusas. Chuān Niú Xī tiene las mismas acciones que Huái Niú Xī excepto la de suplementar el hígado y el riñón y reforzar los tendones y los huesos. Además es más efectivo para activar la sangre y transformar la estasis que Huái Niú Xī.

天门冬 Tiān Mén Dōng: Dulce, amargo y frío. Tropismo hacia el pulmón, el riñón y el estómago. Tostado con miel (蜜炙, Zhì) nutre el yīn del pulmón y clarifica el pulmón (tos, hemoptisis, afonía, por un vacío del yīn del pulmón o por calor en el pulmón. Es el más refrescante de los remedios que nutren el yīn). Sin cocción (生, Shēng) enriquece el yīn del riñón y hace descender el fuego ministerial (especialmente en caso de garganta inflamada y calor en los huesos) y beneficia al estómago y genera líquidos (vacío de fluidos por un vacío del centro o tras una enfermedad de la tibieza, con boca, lengua y garganta secas, estreñimiento y lengua de espejo. Clarifica el calor, nutre el yīn del estómago y engendra fluidos. También humedece los intestinos y trata el estreñimiento por sequedad en el intestino grueso). 6-15 gramos diarios. Contraindicado en caso de un vacío de yáng del bazo con falta de apetito y heces desechas.

¿Quieres saber más? Accede a www.medicinachinahoy.net y encontrarás un seminario on line referente a la Teoria del yīn fuego. Allí hay mucho más.

Esta entrada fue publicada en Farmacopea, Métodos de tratamiento. Guarda el enlace permanente.