Las secuelas del Covid-19 在Covid-19的余波

Eduard Genís Sol, junio del 2020.

Cuando se oyó hablar del Covid-19 por primera vez, se creyó que se trataba de una neumonía más. Tras millones de contagios en todo el mundo y centenares de miles de muertos, parece claro que no es así. Y no lo es no tan sólo por el ataque directo del virus al sistema respiratorio/digestivo, sino también por la proliferación de secuelas que afectan especialmente a los casos más graves de la infección.

Hay mucho que la biomedicina no se explica, ya que la enfermedad puede dejar huellas desde los pulmones -la zona cero de la infección- hasta el corazón, los riñones, el hígado, el cerebro y el aparato motor. Así, si hacemos una lista de las secuelas más frecuentes que se producen tras superar la infección, tenemos las siguientes:

- Pérdida del olfato (anosmia) y del gusto (ageusia).

- Desórdenes dermatológicos.

- Fatiga generalizada.

- Deterioro muscular.

- Problemas de memoria a corto y medio plazo.

- Dificultades de concentración.

- Sensación de sobrecarga cognitiva.

- Pérdida de la voz/afonía.

- Arritmias.

- Trombosis/problemas de circulación de la sangre.

- Síndrome de Guillain-Barré: pérdida de movilidad y de sensibilidad, parálisis o atrofia.

La primera y la segunda de estas secuelas las narramos, desde la óptica de la medicina china, en artículos anteriores, y la última la expondremos en el siguiente. Por lo que hace referencia al resto de secuelas, ahí va nuestra explicación:

Fatiga generalizada: Tras el ataque inicial del virus, llega una segunda etapa en la que se produce un vacío del del pulmón y del bazo (脾肺气虚, Pí fèi qì xū), que se desencadena por el hecho de que el calor ha dañado el de ambas vísceras. El pulmón es el gobernante del eje del , mientras que el bazo es la fuente de generación del (肺为主气之枢, 脾为生气之源, Fèi wéi zhǔ qì zhī shū, pí wéi shēng qì zhī yuán). El eje o el pívot del hace referencia al mecanismo o dinamismo del (气机, Qì jī), es decir, a los cuatro movimientos del : ascenso, descenso, entrada y salida. El pulmón, a través de la respiración, gobierna estos cuatro movimientos del . A pesar de ello, es el bazo el que genera el . De manera que el pulmón depende del bazo para su nutrición (肺寄养于脾, Fèi jì yǎng yú ). Por lo tanto, si el del bazo está vacío y débil, a la larga el Qi del pulmón también puede estarlo.

El bazo pertenece a la tierra (土, ) y su naturaleza, al yīn; por lo tanto, es la tierra-yīn (阴土, Yīn tǔ). Conectado con el estómago, que es la tierra-yáng (阳土, Yang tǔ), mantiene con él una relación interior-exterior. Transforma y transporta los alimentos y los fluidos y, a partir de esta transformación, genera el (气), la sangre (血, Xuè), la construcción (营, Yíng) y la defensa (卫, Wèi). Dirige el centro para irrigar los cuatro costados; llena y nutre las cinco vísceras y las seis entrañas, las carnes, los tendones, los nueve orificios, los cuatro miembros y los cien huesos. Gobierna el ascenso de lo puro y la nutrición del corazón, del pulmón, de la cabeza y de los ojos; conserva los órganos internos en su posición natural y controla la sangre manteniéndola dentro de los vasos y evitando que se extravase fuera de ellos. Representa la base del ascenso y del descenso del mecanismo del , y la de la generación del y de la sangre.

El bazo gobierna el transporte y la transformación (脾主运化, Pí zhǔ yùn huà): mediante su función de transformación (化, Huà), absorbe las esencias puras de los alimentos y de los fluidos que le transfiere el estómago, vía intestino delgado; y con su función de transporte (运, Yùn), distribuye dichas esencias por el cuerpo entero para mantenerlo vivo y en buen funcionamiento. Además, el bazo es la fuente de la generación y de la transformación del y de la sangre (脾为生化气血之源, Pí wéi shēng huà qì xuè zhī yuán) ya que, tras el nacimiento, los alimentos y las bebidas que ingerimos son la fuente de nutrición del cuerpo humano.

Un vacío del del bazo (脾气虚, Pí qì xū) impide que esta víscera lleve a cabo adecuadamente las funciones descritas y, con ello, se producen deficiencias nutricionales (营养缺乏, Yíng yǎng quē fá). Si el del bazo está dañado, todo el organismo carecerá de , sangre, fluidos, esencia del Cielo posterior y espíritu; con lo cual las funciones y las actividades de las otras vísceras y entrañas quedarán debilitadas y el conjunto del cuerpo presentará signos de malnutrición y de disfuncionamiento tales como un espíritu fatigado, una fatiga generalizada, somnolencia y una complexión facial pálida y sin lustre.

Deterioro muscular: En el Anotaciones del Preguntas elementales del Clásico del Emperador Amarillo (黄帝内经素问集注, Huáng dì nèi jīng sù wèn jí zhù), Zhāng Zhì Cōng (张志聪), dinastía Qīng (清) afirma que el bazo gobierna el transporte y la transformación de las esencias del agua y de los cereales para generar y nutrir las carnes; es por ello que se dice que está relacionado con las carnes. Asimismo, el cuadragésimo cuarto capítulo del Preguntas Elementales, el Tratado de la atrofia (素问.痿论篇第四十四, Sù wèn. Wěi lùn piān dì sì shí sì) dice que el bazo tiene la función de mantener las funciones normales de las carnes. Aquí, ‘carnes’ se utiliza como sinónimo de músculos y el bazo tiene la función de mantener las actividades fisiológicas de estos últimos, razón por la cual en medicina china se dice que el bazo gobierna las carnes (脾主肌肉, Pí zhǔ jī ròu). Esta función de gobierno de las carnes la despliega gracias a su transporte y transformación (运化, Yùn huà): el bazo transforma y transporta la esencia de los alimentos y las bebidas para generar y transformar el y la sangre y distribuir la esencia y los líquidos a los músculos de todo el cuerpo con el propósito de proporcionarles la nutrición necesaria para mantener su fuerza y su flexibilidad. Por lo tanto, el estado de la función de transporte y transformación del bazo tiene una incidencia directa en el estado de las carnes/músculos;  y, en consecuencia, un deterioro de esta función impide la correcta nutrición de estos últimos y que, por consiguiente, pierdan su fuerza y flexibilidad; y, con ello, que aparezca un adelgazamiento y/o una distrofia muscular.

Como consecuencia de su gobierno de las carnes, también se dice que el bazo gobierna los cuatro miembros (脾主四末, Pí zhǔ sì mò), o que el bazo gobierna las cuatro extremidades (脾主四肢, Pí zhǔ sì zhī), ya que éstas requieren el mismo aporte nutricional que el resto del cuerpo, y dicho aporte lo suministra el bazo. Si el transporte y la transformación (运化, Yùn huà) de esta víscera no funcionan adecuadamente, las extremidades no estarán bien nutridas y, con ello, se hará patente una debilidad manifiesta de los miembros. Es por este motivo que el vigésimo noveno capítulo del Preguntas Elementales, el Tratado del yīn supremo y del yáng brillante (素问.太阴阳明论篇第二十九, Sù wèn. Tài yīn yáng míng lùn piān dì èr shí jiǔ) dice que los cuatro miembros reciben el Qì del estómago, pero este Qì no puede alcanzar directamente los canales de los cuatro miembros si no es gracias al bazo. Si el bazo enfermara y no pudiera hacer circular los líquidos por el estómago, los cuatro miembros no podrían recibir el Qì del agua y los cereales, su Qì se debilitaría progresivamente, los canales no estarían desobstruidos y los tendones, los huesos y las carnes no tendrían suficiente Qì para nutrirse, lo que les causaría una disfunción.

Problemas de memoria a corto y medio plazo y dificultades de concentración: Hay que tener en cuenta que un vacío del del bazo (脾气虚, Pí qì xū) puede generar un vacío general de la sangre y, específicamente, un vacío de la sangre del corazón (心血虚, Xīn xuè xū). Este patrón mixto conocido como vacío simultáneo del bazo y del corazón (心脾两虚, Xīn pí liǎng xū) cubre esta realidad y significa que a partir de un vacío del del bazo se produce un vacío de la sangre del corazón. Por el hecho de que el espíritu (神, Shén) reside en la sangre del corazón, un vacío de ésta dejará al espíritu sin anclaje y, con ello, se agitará. Las manifestaciones que podemos encontrar en este patrón mixto incluyen signos de vacío del del bazo (脾气虚, Pì qì xū): cansancio (疲倦, Pí juàn), especialmente tras las comidas, posibles manos y pies fríos (手足清冷, Shǒu zú qīng lěng), distensión abdominal (腹痛, Fù tòng) y borborigmos (肠鸣, Cháng míng) tras las comidas, falta de fuerza en las extremidades (四肢无力, Sì zhī wú lì), tendencia hacia las deposiciones deshechas (便溏, Biàn táng) con posibles restos de alimentos no digeridos -aunque también es posible que haya estreñimiento (便秘, Biàn bì)- vértigo    (头晕, Tóu yūn) al levantarse precipitadamente de una posición sentada, equimosis (瘀斑, Yū bān) fácil, posible dolor abdominal agudo (急性腹痛, Jí xìng fù tòng), posible atracción fatal hacia el sabor dulce (甘味, Gān wèi), posible falta de apetito (食欲不振, Shí yù bù zhèn) y pérdida de peso corporal (身体消瘦, Shēn tǐ xiāo shòu), pensamientos obsesivos (痴迷的想法, Chī mí de xiǎng fǎ) e  hipotensión ortostática (体位性低血压, Tǐ wèi xìng dī xuè yā). Todo ello viene acompañado de signos de un vacío de la sangre del corazón (心血虚, Xīn xuè xū): palpitaciones cardíacas (心悸, Xīn jì), olvidos (健忘, Jiàn wàng), insomnio (失眠, Shī mián), profusión de sueños (多梦, Duō mèng), agitación (搅动, Jiǎo dòng), boca y garganta secas (口咽干, Kǒu yàn gàn), depresión mental (郁证, Yù zhèng); lengua pálida (舌淡白, Shé dàn bái) con marcas dentales a ambos lados, y un pulso filiforme (细脉, Xì mài) y/o sin fuerza (无力, Wú lì), o bien débil (弱脉, Ruò mài). Y el término ‘olvidos (健忘, Jiàn wàng)’ significa problemas de memoria a corto y medio plazo y dificultades de concentración.

Sensación de sobrecarga cognitiva: El bazo gobierna el ascenso de lo puro (脾主升清, Pí zhǔ shēng qīng). En este contexto, “lo puro” describe las sustancias nutritivas derivadas de las esencias de los alimentos y las bebidas. Gracias al ascenso de lo puro, dichas sustancias -producidas con la colaboración del estómago, del bazo y del intestino delgado- son transportadas al corazón y al pulmón para, posteriormente, ser distribuidas por todo el cuerpo para construirlo y nutrirlo. Así, cuando el del bazo hace ascender el yáng puro, también ascienden las esencias del agua y los alimentos, proporcionando, con ello, esplendor al corazón, al pulmón, a la cabeza, a la cara, a los oídos y a los ojos mediante un efecto nutriente y humedecedor. Pero si el del bazo está vacío, el yáng puro no podrá ascender por falta de propulsión y, por consiguiente, tampoco podrán elevarse las esencias de los alimentos y del agua para nutrir la cabeza y los ojos, ni para humedecer los orificios puros (清窍, Qīng qiào). Si el yáng puro no puede nutrir el corazón, el espíritu (心神, Xīn shén), residente en esta víscera, carecerá de gobierno, lo que producirá una “fatiga del espíritu”, fatiga que da lugar a una sensación de sobrecarga cognitiva.

Pérdida de la voz: La pérdida de la voz (失音, Shī yīn) se puede producir a partir de un debilitamiento del ancestral (宗气衰少, Zōng qì shuāi shǎo): el pulmón produce el ancestral y lo transporta a todo el cuerpo para que lleve a cabo sus funciones. Si el del pulmón está vacío (肺气虚,  Fèi qì xū), no podrá generarlo, con lo cual el ancestral no podrá movilizar el aliento en el tracto respiratorio, ni podrá gobernar la respiración, ni movilizar la sangre en los vasos sanguíneos. Este debilitamiento puede dar lugar a una afonía, ya que es el del pulmón el que permite emitir el sonido y, si falta, la voz será baja/inaudible.

Arritmias: Las arritmias cardíacas (中华心律失常学, Zhōng huá xīn lǜ shī cháng xué) hacen referencia a cualquier acción irregular del corazón causada por alteraciones fisiológicas en el ejercicio de los impulsos cardíacos desde el nodo sinusal, o de su transmisión a través del tejido conductivo del corazón, lo que puede provocar un bombeo menos efectivo de éste. Existen cinco tipos principales de arritmias cardíacas: latidos prematuros, fibrilación auricular, bradicardia, taquicardia y arritmias ventriculares. En términos de medicina china se corresponde con “palpitaciones cardíacas (心悸, Xīn jì)”, “palpitaciones de espanto (惊悸, Jīng jì)”, “palpitaciones miedosas (怔忡, Zhēng chōng)”, “mareos (眩晕, Xuàn yūn)”, “consunción y agotamiento  (虚劳, Xū láo)”, o “impedimento torácico (胸痹, Xiōng bì).

Por una parte, si el del pulmón está vacío (肺气虚,  Fèi qì xū), el ancestral se debilitará (宗气衰少, Zōng qì shuāi shǎo) y, con ello, no podrá ayudar al corazón a impulsar la sangre, situación que podrá generar una estasis de sangre (血瘀, Xuè yū), que se manifestará mediante opresión torácica, palpitaciones cardiacas y arritmias. Por otra, si la sangre del corazón está vacía, ello determinará la aparición de un vacío del del corazón (心气虚, Xīn qì xū), y si se produce un vacío simultáneo del y de la sangre del corazón (心气血两虚, Xīn qì xuè liǎng xū), se manifestará con palpitaciones cardíacas, arritmias, respiración dificultosa, un espíritu fatigado, falta de fuerza, insomnio, sueños profusos y palidez de la cara, los labios y la lengua. Asimismo, un vacío del bazo y del corazón (心脾两虚, Xīn pí liǎng xū) puede manifestarse con insomnio, palpitaciones cardiacas, arritmias, sueños profusos, olvidos, falta de apetito, heces deshechas y distensión abdominal.

Trombosis/problemas de circulación de la sangre: Una trombosis venosa (静脉血栓形成, Jìng mài xiě shuān xíng chéng) es la formación o presencia de un coágulo de sangre en el sistema vascular. Concretamente, define un coágulo de sangre en la vasculatura venosa que perjudica el flujo sanguíneo hacia el corazón. Se subdivide en dos tipos: “trombosis venosa profunda”, que comporta que el coágulo de sangre está localizado en las venas profundas, y “tromboflebitis superficial”, en cuyo caso el coágulo se ubica en las venas superficiales. En términos de medicina china, una trombosis venosa profunda se corresponde con “impedimento de los vasos    (脉痹, Mài bì)”, hinchazón por agua (水肿, Shuǐ zhǒng)”, “hinchazón y distensión (肿胀, Zhǒng zhàng)”, o estasis de sangre(血瘀, Xuè yū); y una tromboflebitis superficial, con “vasos malignos (恶脉, È mài)”, “impedimento de la sangre (血痹, Xuè bì)”, o “toxicidad de serpiente de rayas negras (青蛇毒, Qīng shé dú)”.

Entre otros mecanismos patológicos (病机, Bìng jī) de generación, la trombosis venosa puede desencadenarse a partir de un estancamiento del con estasis de sangre (气滞血瘀, Qì zhì xuè yū); es decir, a partir de un estancamiento del (气滞, Qì zhì) se desarrolla una estasis de sangre (血瘀, Xuè yū), ya que es el el que impulsa la circulación de la sangre y, si está estancado, no puede hacerlo de forma adecuada. ¿Y cómo se origina un estancamiento del ? De múltiples formas; entre ellas, a partir de un vacío del (气虚, Qì xū): si no hay suficiente , se produce un estancamiento del por el hecho de que éste carece de fuerza para autopropulsarse. ¿Y cómo surge el vacío del ? A partir del vacío del del bazo (脾气虚, Pì qì xū) que se produce en el desarrollo de la enfermedad, y un vacío del y un vacío del del bazo son términos equivalentes en este contexto.

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.